jueves, mayo 03, 2007

Una famosa apuesta.

Descarga de Audio- una_famosa_apuesta.mp3

En aquel sueño, el metódico escritor francés fue retado a escribir un libro de aventuras en tan sólo ochenta días. El libro tenía que tratar a su vez sobre una apuesta que había de ser realizada en ochenta días.

Es sabido que escribió el libro; que éste tuvo –como otros tantos suyos- mucho éxito, y aun hoy día (más de 130 años después de que fuese escrito) se le lee con gusto en todo el mundo.

La misma noche en que entregó el famoso libro, ya finalizado, a H…, su editor, tuvo otro sueño en el que se reunía de nuevo con los mismos personajes (a los que ya había olvidado) de la otra vez, los que le habían retado en aquella insólita apuesta, casi tres meses atrás, acicateándole para que escribiese el libro.

-Monsieur V… , ha tardado usted exactamente 81 días en escribir la novela.
-Ah, chevaliers, ojalá tuviese un subterfugio para finalmente salirme con la mía, como el protagonista de mi escrito… Pero no hay remedio, he perdido.
-En efecto, no lo ha conseguido.
-Pero… no recuerdo qué me jugaba…
-¿Oh, usted? Usted nada, la apuesta era entre nosotros: usted sólo era el objeto de la misma…
-Bien, si no es indiscreción, entonces, ¿qué se jugaban?
-Hacemos pequeñas apuestas, nada importante, sobre la imaginación del hombre: Allí, sobre si un hombre puede pasar 28 años y pico completamente solo en una isla deshabitada; en ese otro, sobre si un viejo puede llegar a creer que las ventas son palacios, y gigantes los molinos de viento; en un futuro, quizá sobre si un hombre consigue desdoblarse en dos, uno bueno y otro malvado, sirviéndose de un brebaje de su invención...
-La imaginación del hombre... - repitió el escritor francés, adormilándose cada vez más; y añadió - ¿y ustedes quiénes son?
-No nos decepcione, monsieur V…, ¿aún no se ha dado cuenta de que esto es un sueño y somos también creaciones de su misma imaginación?

******
imagen: un ejemplar de la versión española de La Vuelta Al Mundo en Ochenta Días (escrito por Verne en 1873).
nota: el cuento, lógicamente, está inventado... no sé cuántos días empleó Verne en escribir su obra. Como era tan prolífico, seguro que hubiera ganado la apuesta. Gracias por leerme. Una sonrisa.

6 comentarios:

Antígona dijo...

Por fortuna, si algo bueno tenemos los humanos, entre tantas cosas malas, es la imaginación y la capacidad de emplearla en construir otras realidades distintas de la que nos rodea. Además de que creo que no se puede pensar sin imaginar, y de la imaginación han salido muchas de las críticas más lúcidas a todo aquello que deberíamos mejorar.

¡La imaginación al poder! :-)

Un beso, m. imbelecio!

M. Imbelecio Delatorre dijo...

Estoy contigo, amiga Antígona: sin la imaginación, por ejemplo, no habría ni avances técnicos ni teorías científicas, ni progreso de ningún tipo.

"con imaginación, cualquier cosa es posible", decía ese escritor gabacho.

Un besazo :). gracias.

Peca dijo...

Pues de no haberlo dicho yo hubiera creído que era del mismo autor.Si es que, donde hay calidad...
Besuco

M. Imbelecio Delatorre dijo...

jaja, pecosina :) eso es que me miras con buenos oídos.

Acias. Beso

Sintagma in Blue dijo...

apuesto a que el relato es tuyo (ejem... es que no me gusta perder)

M. Imbelecio Delatorre dijo...

jeje, hola sintagmina :)

Eslo, eslo.

te has ganado una sonrisa :)

y mis mejores deseos