jueves, julio 25, 2013

LAS MAGDALENAS



Heinrich S., un paciente de Colonia (de colonia don Mickey , para más señas) vino un día a mi consulta en el centro de Viena y me contó algo que le causaba gran desazón:
 -Mis magdalenas, herr doktor, nunca son reales. ¡¡Siempre imaginarias!!, ¿comprende?.

Y como con cierto estupor le dijera que no, me expuso lo siguiente: "Mi mujer hace las mejores magdalenas de toda Colonia. ¡¡Pero nunca para mí!!: Comen mis hijos, come mi propia esposa, come incluso Bismarck,el perro, ... pero yo no... y si echo mano de una de esas delicias esponjosas... es como si no tuvieran cuerpo ni entidad, mi mano las atraviesa... y ...¡ay de mí! desaparecen. En cambio si es otra persona quien las coge, enseguida vuelven a tomar forma y cuerpo y ellos sí pueden palpar su suave textura, oler su inconfundible aroma a vainilla, y  degustar su delicioso y dulce sabor... ayúdeme  herr doktorr!!"

-¿Por qué cree, querido paciente- pregunté mientras  limpiaba mi  monóculo con un inmaculado pañuelo -, que los postres le rehúyen de ese modo?

-No me rehúyen sino las magdalenas. Pues los marrones glacés, los almendrados y otras confituras son perfectamente corpóreas y puedo comerlas sin ningún problema.
Más tarde me contó que, accidentalmente, meses atrás había visto a su joven sirvienta bávara desnuda, y en la fugaz mirada a las carnes de la doncella, en lugar de encontrarse con la sublime blancura de los lozanos pechos, creyó ver... dos magdalenas como las que tan exquisitamente le solía preparar su mujer, exactas, con la misma  guinda roja confitada en la parte superior.

También reconoció que al pasear por las calles de su ciudad le resultaba imposible no imaginar a las señoritas con las que se encontraba con sendos apetecibles  postres esponjosos bajo sus corpiños de seda.
Atormentado por el problema, y ansiando encontrar respuestas, me contó que acudió cierto día ya entrada la noche, bien embozado con la capa y el sombrero, a una casa de dudoso comercio. Temblando como el hombre honrado que se ve obligado a convertirse en criminal para paliar su hambre, pidió a la dueña verse a solas con una señorita, exigiendo que ésta tan sólo mostrase: "sus magdale... quiero decir… su busto", a decir del caballero.
Dispúsolo todo la señora como herr S. había pedido, escogiendo para tal misión a la incomparable Helga, una joven renana, baja , de nariz chata y levantada, en general no muy agraciada y con demostrada aversión a la higiene, pero cuyos pechos a pesar de todo participaban de una rotundidad y una belleza ciertamente admirables.
Fue entrar la moza en el cuarto mostrando aquellas dos maravillas a Heinrich, y caérsele al hombre dos lagrimones del rostro.

-¡Ah, helas, helas aquí - dijo apasionadamente- las magdalenas que hornea mi mujer! .
Pues en efecto eso veía el bueno de Heinrich: dos pastelitos perfectamente horneados, que olían a dulce recién hecho, con toques de vainilla y canela, y cuyas rojas y almibaradas guindas parecían decir (si como en Alicia los alimentos pudieran decir algo):" áseme entre tus dedos y cómeme"
Dicho y hecho. Con gran delicia tomó aquellas guindas entre sus pulgares e índices, y delicadamente intentó  mediante suaves giros y tironcitos separarlas de los pasteles que coronaban… pero el almíbar los había unido bien esta vez.
-¡Qué esponjosa delicia! Dime, Helga – preguntó a esta, quien tenía las mejillas encendidas, ¿no tendrás una taza de chocolate caliente?
-¡Pues vaya que es usted raro!, ¿eh? – respondió la joven. ¿Cómo va a haber chocolate a las once de la noche? Aún falta mucho para el desayuno. Mas si quiere una copa de vino o aguardiente, puedo servírsela.
-¡Vino! El vino tinto también sirve para mojar los bizcochos. ¡Escancia, escancia, bonita! – pidió Herr S., alegre como unas castañuelas.
Pasaré rápido por la escena que ocurrió. Baste decir que tras mojar “las magdalenas” en un mal vino, Heinrich dio un voraz mordisco a una… Y tuvo que marcharse pitando de la casa de citas, pues la niña gritó y se asustó bastante. La dueña de la casa amenazó con un escándalo y con hacer bajar  a un inspector de policía que en aquel momento estaba en una de las habitaciones. Heinrich se fue en menos de lo que se tarda en decir adiós, no sin antes apoquinar con una generosa cantidad muy por encima de la acordada, con el fin de evitar el escándalo.
Y tras esta triste experiencia digna de olvido, vino a mi consulta, taciturno y avergonzado:
-Es usted famoso, herr doktor. Y capaz, según dicen, de curar los problemas mentales tras relacionarlos con temas sexuales, y vice versa… Dígame, ¿estoy loco? ¿ocurre que no podré degustar una magdalena nunca más?
- Herr S., su caso es ciertamente desconcertante. Pero creo que la clave radica en lo que sigue:cuando se deleita contemplando el busto de su buena esposa, ¿ve también dos sabrosas magdalenas?
-No… – confesó, agachando la cabeza y con mirada algo triste-, en ella no veo sino dos desmigados bizcochos revenidos.
-Ah, mi buen amigo. Su problema no es tan distinto del de otros al fin y al cabo. Pero usted sin pretenderlo lo disfraza merced a su vivaz imaginación… y a su pasión por los dulces.
-Las magdalenas, herr doktor – aclaró el paciente- mi obsesión desde muy niño han sido siempre las magdalenas.

domingo, junio 09, 2013

prejuicios

Todo el mundo tiene algún prejuicio negativo respecto a grupos sociales, rasgos culturales, etc. Ojo, no lo digo como algo malo:funcionamos así. Necesitamos criterios para entender la realidad, y hacemos extrapolaciones y generalizamos a partir de nuestras experiencias , nuestra cultura y personalidad. He descubierto que incluso la gente que presume de no ser prejuiciosa lo es por partida doble: por serlo (por definición, como seres sociales que son, aunque sean incapaces de verlo así), y por considerarse a sí mismos moralmente superiores a los que ellos consideran que comenten el pecado de prejuzgar a sus congéneres ( digamos, por tener prejuicios de los prejuiciosos, si me permitís el trabalenguas). No pretendo con estas afirmaciones defender los desafortunados e injustos prejuicios racistas, machistas, clasistas, xenófobos, etc. de muchos, sino, más bien al contrario, poner de manifiesto que en la representación virtual que nuestro cerebro cerebro hace de la realidad , aquélla ha de ser necesariamente mucho más sencilla que ésta. El modelo ha de prescindir de las variables màs complejas para ser operativo. Merced a esta simplificación, la formación de estereotipos viene "de serie". Son DLLs que adquirimos en nuestra progamación para facilitar nuestra visión del mundo .así que uno se encuentra que el que presume de no tener prejuicios de los que estàn plagados de tatuajes, o de los que se emborrachan o fuman hierba, luego les oyes soltar frases nada cariñosas y bastante injustas sobre los que visten de corbata o van a la ópera. O el friki que denuncia ser denostado por sus poco compartidos gustos culturales ( cómics, ciencia ficción, rock, etc.), también serà fácil que le oigáis hablar mal de los que siguen el mainstream cultural. O, el que presume de aceptar sin problema los gustos sexuales de gays, heterosexuales, bisexuales, etc. , verà con ojos raros y se burlarà de quien  escoje el celibato como opción sexual. Otro caso que uno se encuentra con facilidad es el de la feminista haciendo continuamente comentarios sexistas sobre los hombres, cuando le parecería terrible escuchar frases o chistes similares sobre las mujeres. De ateos respecto a religiosos y vice versa, mejor no hablar. Y, en fin, seguro que se os estàn ocurriendo mil ejemplos más. El que esté libre de prejuicios que tire la primera piedra. Y si encima se vanagloria de ello, entonces que se atice a sí mismo esa primera pedrada. Gracias.

sábado, febrero 23, 2013

leemos en ELPAIS que el gobierno de Rajoy recorta en un ¡¡¡75%!!! la aportación española a la Agencia Espacial Europea. Argumentan que la investigación (espacial) no es prioritaria en tiempos de crisis. El recorte es de unos 83 millones de euros, y nos condena al atraso en esa área del conocimiento. Otro tren (más) perdido en un camino al progreso que se ve cada vez más enfangado por los endémicos vicios de nuestro pueblo. ¿Cuántos trenes más pasarán? ¿Y si cuando queremos subirnos a uno ya es demasiado tarde?. Comparad esos 83 millones con los MILES DE MILLONES de euros (unos dicen que 6.000, otros que 10.000) que la Iglesia , entre pitos y flautas, recibe del Estado cada año gracias a los gobiernos del PPSOE... y sin aportar NADA a cambio (vale, Cáritas hace cosas por los pobres... pero nada que no hagan ONGs laicas como los comedores sociales). Los principales países europeos viajan juntos en el tren del progreso hacia un mañana mejor. Mientras, los españoles, en este marasmo de corrupción y ceguedad de nuestros políticos y sociedad, nos quedaremos para vestir santos. ¡Nunca mejor dicho!

miércoles, octubre 17, 2012

cómo quitar el virus de los 100€ de la policía nacional windows 7

hola.

ayer se me coló el virus ese tan famoso. y me asusté y pensaba que se había cargado el ordenador... pero puede quitarse si seguís estos sencillos pasos, que un compañero de curro me dijo que siguiera. publico esto por si puede servir a alguien de ayuda:

-al encender le dais al F8 varias veces para que os dé a escoger el modo en que queréis arrancar el equipo. escogéis "modo seguro con funciones de red"

-ahora estamos en windows pero con unos controladores básicos. abrimos el explorador de internet que utilicéis, y buscáis en google "combofix" y os lo descargáis. ocupa unos 4,5 megas. yo me lo descargué de aquí

-lo ejecuté y pide actualizarlo. yo le di a actualizar, aunque creo que el chico de informática me recomendó que NO le diera. bueno, a mí me funcionó actualizando.

-se pone a trabajar el programa en una ventana de DOS. reiniciará el equipo automáticamente, pero estad atentos para pulsar otra vez el F8 y reiniciarlo en el "modo seguro con funciones de red", como antes.

-El programa terminará y generará un informe .TXT.

-ahora ya podéis reiniciar el PC de forma normal :) . os habrá solucionado el problema.

un saludo.


lunes, septiembre 24, 2012

SI ES QUE IBAN PROVOCANDO.

Qué harto de escuchar a medios, periodistas e intelectuales occidentales decir que el estúpido vídeo de Mahoma (tan malo que no he podido acabar de verlo) es una "provocación", utlizando exactamente el mismo argumento que los fanáticos y asesinos. O sea, aquellas brujas y "marranos" que Torquemada enviaba a la hoguera después de indecibles torturas en las que confesaban su "nefando" crimen; los masones y constitucionalistas que se habían atrevido a soñar y a los que Fernando VII ponía una corbata de cáñamo para que suspendidos en el aire dieran traspiés en un frío amanecer ante la befa de una plaza abarrotada; o los españolitos que, merced a la infame delación de un vecino envidioso, eran sacados de sus casas en una triste madrugada, llevados junto con otros compañeros de destino en un oscuro camión a un campo no lejano, y ejecutados y tirados en una fosa común por el terrible delito de ser "rojos" (o "morados" o "azules", tanto da); todos estos, digo, ¿no eran también "provocadores" para los fanáticos y malvados que los ejecutaban?. Eso eran, exactamente. Pero leer en prensa española, europea, artículos escritos por gente con gafas gordas de empollones acusicas que saben (o deberían saber) perfectamente lo que es una democracia, lo que es la libertad de expresión, y leerles, repito, que se provoca al mundo islámico por hacer un imbécil vídeo sin gracia o unas inofensivas viñetas, ¿no es el colmo del repateo? ¿no se justifica así CUALQUIER TIPO de violencia, al dejar la libertad al verdugo para calificar de lo que es o no "provocación"?: "Mire usted, maté a mi cónyuge porque me estaba provocando, a ver , ¿y qué?", "sí, violé a aquel niño porque con once añitos son todos unos provocadores, ¿qué pasa?", . Estos articulistas y políticos occidentales, en lugar de intentar poner límites a la libertad de expresión de los ciudadanos europeos frente a un lunático mundo islámico "por lo que pudiera pasar", lo que debieran de hacer es (con toda la cautela que se quiera) pedagogía en el mundo árabe sobre lo que es una democracia: "Miren ustedes, una caricatura de Mahoma será todo lo blasfema que ustedes quieran en su teocracia, y merecerá la muerte pública... pero en un Estado Moderno, ni siquiera es delito. Y es que no hay una creencia religiosa o filosófica que pueda prevalecer sobre las leyes o sobre la libertad del individuo para creer (o no creer) lo que le dé la gana. Y uno puede decir o escribir lo que le apetezca y hacer bromas sobre lo que le apetezca mientras no injurie u ofenda a nadie en particular."

lunes, septiembre 03, 2012

"Kubrick era del Aleti"

Hace años publicamos en este blog "Ansiedad", un corto original de Juan Moya, un realizador que ha hecho videoclips , televisión y cortometrajes. Aquel corto nos gustó mucho por el arquetipo del solitario que proponía y que nos parecía universal, un C.C. Báxter de hoy día. No entendemos cómo su canal en youtube no tiene decenas de  miles de suscriptores, pero así es. Tendría que ser yanqui para que lo apreciáramos desde España, supongo, convenientemente mal subtitulado por un mexicano. Pero no hace falta todo eso, señora, en serio: aquí lo tiene: español, inteligente, creativo, desbordando humor inteligente (y friqui) por los cuatro costados; sólo tiene que escucharlo unos segundos. En este documento inédito nos demuestra que el gran Stanley era del Aleti. Ahí encontraréis la razón de los chapuceros doblajes que imponía en español...