jueves, junio 22, 2017

10 prospecciones de futuro

"10 prospecciones de futuro" (artículo extraído de la revista de divulgación científica El Inqueridor Mexicano, y en el que se predice en base al conocimiento actual cómo será la vida en la Tierra en 2117 ).
1 - la población se mantendrá joven gracias a la baba de caracol. --> la tecnología de las babas de caracol, el descubrimiento más importante de América Latina y que sigue asombrando al mundo, traerá un futuro en el que los seres humanos no aparentarán tener más de 25 años. Cuando se alcance dicha edad, subirán flotando hasta un láser en el que morirán exterminados.
2.- los senos de las mujeres serán perfectamente movibles y retráctiles. --> Celio Buendía, profezor del Instituto Mexicano de Estudios Sénicos e Incestuales, nos explica que en el mañana las mujeres jóvenes podrán mover sus cenos a voluntad , botarlos en el sentido que quieran, e incluso ayudarse con ellos para resolver las tareas domésticas. Se logrará gracias a la electroestimulación del músculo senoidal y a un pequeño implante con un chip decisorio autónomo. Es una de las razones por las que se prevee que las mujeres llegarán a ser superiores al varón." Los pechos -explica Buendía- podrán incluso intercambiar información uno con el otro, estableciendo una comunicación a través de los pezones por radiotelegafría. Las mujeres los moverán al pasearse por la calle en pequeños botes sincrónicos, para captar la atención de varones y de mujeres feministas"
3. El cambio de ropa interior será menos frecuente. --> si el lector considera como nosotros un engorro el tener que cambiarse los boxers una vez a la semana, olvídese. Norman Gregunt, del Instituto de Técnicas Indolentes de la universidad de Ayogua, adelanta que el metabolismo del ser humano será más lento, así que nuestras secrecciones también lo serán, eso significa menos malos olores y manchas orgánicas en el algodón. La metafísica y el psicoanálisis parecen conducir al mismo punto en la prospección. El peoblema de los espárragos estará aún lejos de solucionarse.
4. Se descubrirán nuevas vías sexuales. ---> esto nos parece difícil de imahinar. Pero, ¿se imaginaba hace sólo unas décadas, en los años 70, que se podría practicar sexo de forma tan variada y pecaminoza como ahora? No, el sexo era rudimentario y estaba por inventar. Físicos y Fisiólogos del sexo inventarán nuevos placeres para beneficio de la especie humana. Las modernas visiones y mentes abiertas de los doctores psicoanalíticos consultados coinciden en ello.
5. El pollo sabrá a jamón, y el jamón a pollo. --> no se admire tanto: ya ha ocurrido con anterioridad. Los valores cognitivos del cerebro rotan cada 10.000 años, debido al cambio de orientación de ciertos circuitos cerebrales . se calcula que la próxima rotación está a punto de producirse. Su tararanieto disfrutará tanto como usted de la comida, pero él llamará pollo al jamón y viceverza. No se asombre. Al fin y al calvo, como ya dijera Stephen King "todo es del color del cristal conque semira".
6. No será delito la relación homosexual. --> en algunos Estados de méxico habrá cambiado tanto la moral respecto a la actual, que el hecho de que dos o más hombres mantengan una relación amoroza, ya no implicará la muerte en la hoguera y el desmembramiento del cadáver para advertir al turista. Simplemente será socialmente repudiado pero sin (apenas) violencia. Las relaciones feministas (sexo entre dos mujeres) aún tardarán 200 años más en ser admitidas.
7. La gente que se muera con antelación, podrá volver a la vida. --> imagine la situación: quiere asistir a la boda de su hija o a la graduación de su hijo, pero un atracador le asesina en plena calle para robarle el paquete de kleenex y ya no puede ir. Nada más habitual. En el futuro las técnicas vudúicas estarán tan avanzadas qur el chamán del pueblo podrá levantarle de entre los muertos y usted acudir al evento. Eso sí, llévece varios paquetes de kleenex para no babear demasiado durante la ceremonia: se ha demostrado que la inteligencia tras volver de la muerte equivale a la de un lobotomizado, o a la de un profesor de Enseñanza Obligatoria en nuestro país.
8. Los aliens paracitarán algunos cuerpos. --> la relación será cordial y mutualista, pero algunos varones serán parasitados por aliens. Escogerán aquella parte de nuestro cuerpo llena de tejido cerebral y bien irrigada por enormes arterias: el pene. El aspecto de dicho órgano parasitado será el de un glande con vivos colores ondulantes y pulsantes , un arcoiris de irregulares ondas no-lineales que entusiasmará a las hembras humanas, que decearán poseerlo para degustar su sabor a gominola. La relación es mutualista porque el varón humano se ve beneficiado al seducir a un mayor número de hembras, y estas propagarán al parácito, así que éste también resulta profiterado.
9. Los seres humanos contaremos mejor. --> quizá el exceso de azúcar y alcohol, quizá un sistema educativo poco provechoso, el caso es que parece bastante cierto que los seres humanos no contamos bien. Michael Syndrome, del Rincón para Estudios Ufológicos y Chákricos de la Universidad de Aconcagua, nos explica que "dentro de justamente cien años , es decir en el aproximadsmente 2300, sabremos contar tan bien que no tendremos falta de utilizar las manos. Los implantes cerebrales nos permitirán hacer esas maravillas y otras, como representarnos senos en la imaginación a alta definición y con gran calidad. 4K o superior."

martes, junio 20, 2017

(cuento que no se me ocurrió título)

El glorioso Mitrídates, rey fuerte y magnánimo, tuvo una conversación báquica con cortesanos de su confianza sobre la forma de comer las croquetas. Gustaba el monarca de comerlas con pan, pero argüían los nobles que este era gran error, pues al estar rebozado el suculento manjar de pan rallado, ya llevaban pan, por tanto añadir más era caer en el pleonasmo, minorar el sabor e incluso ofender a las deidades.
Quedó disgustado de este diálogo el poderoso Mitrídates, ventrudo y noble, tenido por puro y justo por nuestro pueblo; y decidió llevar la consulta al oráculo. En la sagrada penumbra, preguntó bajo la llama que quemaba el pingüe aceite del sacrificio:
-Dios de los Diez Ojos y de los Colgantes Campanillos, ¿han de comerse las cloquetas con pan o sin pan?
La respuesta, solemne y profunda, del sacerdote en trance no dejó lugar a la duda:
"Si un rey Seléucida come croquetas con pan, morirá de muerte".
Esto dejó muy apenado y contrito al glorioso rey, de digestiones sólidas e inexorables, pues comer croquetas con pan era uno de sus mayores placeres. Y ya que los dioses no le habían hecho partícipe del espíritu bélico, ni de la afición por el arte o los saberes, ni aun del interés por mejorar la vida de sus súbditos... Privarse de tal manjar hizo que se le cayesen los campanillos al suelo.
Acordose entonces de Holofrestes, sabio a su servicio, que había estudiado en la mismísima Academia de Atenas. "Con que una ínfima parte de los saberes que en aladas palabras profiriera Aristóteles haya resbalado en la calva de Holofrestes y quedado allí en su cabeza cual el capullo mañanero retiene la gota de rocío, ya tenemos un gran sabio"
Esto pensaba el rey, quien hizo llamar al sabio y le expuso el problema con gran severidad.
-comprendo - dijo Holofrestes, de perspicacia afilada cual broncínea espada- quieres, gran rey, que piense en una forma de burlar tan cruel oráculo... Difícil lo veo... Te has acordado de la filosofía después de hablar con los dioses, y no antes... Poco podrá hacerse ahora... Pero déjame pensar el problema...
-gracias, sabio -dijo el rey- te he mandado preparar una docena de las mejores croquetas y un baño, que allí tienes listo.
-¿para qué?
-para que te bañes y se te ocurra la solución, ¿no hacéis eso los sabios?
Pero Holofrestes , como buen siervo de aquella corona, no era dado a baños, cosa que consideraba bárbara y perjudicial para la salud. Prometió ocuparse del tema y se despidió del monarca.
Una semana después volvió, alegráronsele los ojos al rey al ver la calva del sabio. Del cerco de los dientes de Holofrestes, escapáronse estas aladas palabras:
-considera, ¡oh rey de imponentes nalgas y tamañas deposiciones!, estas mis averiguaciones: comete simonía el sacerdote del templo [su nombre no ha trascendido ni llegado a nosotros, aunque Juvenal sí se refiere a él utilizando varios nombres que aplica a su madre, y que no reproduciremos aquí] , pues además de su oficio en pro de los dioses, tiene una empresa con la que provee de bechamel a esta casa real... Entiende, mi rey, entonces que si tú comes las croquetas con pan, consumirás menos bechamel de la que producen los artesanos del sacerdote. Si las comes sin pan, le harás por el contrario más gasto ..
Esto bastó al rey para mandar prender al sacerdote. Éste , lleno de terror, reconoció en el interrogatorio que existía la empresa, pero juró que el oráculo había sido la expresión del deseo del dios, al hacerse bajo el trance de hierbas habitual y con la sagrada aceite del sacrificio.
Nada le salvó de la muerte. Y su fábrica de bechamel pasó al patrimonio real.
Es aquí donde comenzaron las desgracias de nuestro reino, el acoso de los pueblos vecinos, las sequías, el nacimiento de niños deformes... Y la aciaga muerte del gran Mitrídates, rey de carnes blancas y rotundas.
Murió atragantado al comerse un enorme bocadillo de croquetas.
Holofrestes, el más sabio en muchos miles de estadios a la redonda, dijo, tras examinar seriamente el garguero real, que las croquetas eran de pollo.
El nuevo sacerdote no creyó , pues, conveniente sacrificar un gallo a las deidades y degolló un cordero en su lugar.

domingo, marzo 12, 2017

PROYECTO REGLERO (cuento)

-¡Señorita!
La cajera seguía pasando productos por el escáner mientras ladeaba la cabeza y miraba al tipo que se dirigía a ella.
-Las pastas Reglero – dijo aquél , mostrando una caja y un resguardo de compra – me vinieron con un solo piso.
La joven cajera mascaba chicle y miraba alternativamente al señor y a la caja de pastas, un poco aturdida, como intentando situarse. Finalmente paró en su tarea de autómata de pasar productos por el escáner de la caja, y con un bote de mermelada de cereza en la mano, dijo al cliente descontento:
-Te equivocas. Las pastas Reglero tienen un solo piso.
-¿Desde cuándo? ¡Será desde hace muy poco!
-Desde siempre... las que tienen dos pisos son las Cuétara. Y no puedes devolver eso, porque ya está abierto y “semiconsumido”. Si quieres pasar adentro y hablarlo con la encargada...
Y así lo hizo . Habló con la encargada, que tenía unos cuarenta , el pelo teñido con vetas y un piercing en la nariz. Pero le dijo lo mismo que la cajera (y con el mismo tuteo irrespetuoso): Las Reglero tenían un piso, las Cuétara dos. Y eso era así desde siempre. Y el producto estaba en buen estado y empezado. no cabía la devolución.
-¡No! ¡Desde siempre no! - dijo levantando algo la voz y resoplando como El Toro, el personaje de dibujos animados de la Warner.
Y salió del supermercado enfadado y a paso tan ligero que casi embiste el cristal de la puerta automática, que se abría a duras penas. La cajera le miró alejarse y arqueó las cejas, sin dejar de mascar chicle ni de pasar envasados por el escáner, cumpliendo en todo momento su nada desdeñable ritmo de treinta y cinco productos por minuto.
* * *
El Anciano entró en su casa murmurando y echando pestes y repitiendo: “¡me van a decir a mí que...!”.
Se había comprometido a no volver a hacer lo que iba a hacer. Pero era absolutamente necesario. Necesitaba comprobarlo. Aquello sería como su Ultima Ratio.
Bajó al sótano, dejó la caja de pastas sobre un mueble viejo. Luego levantó un par de grandes sábanas que hacían de cubre-polvo y que tapaban montones de periféricos, un entramado de cables , varios ordenadores en serie. Encendió el viejo equipo informático. Durante unos minutos se llenó la penumbrosa sala de lucecitas LED y de beeps de confirmación. Mientras, el viejo se había desnudado y se untaba el cuerpo groseramente con un gel rosado y con grumos que sacaba de un bote del tamaño de uno de pintura.
Cuando se hubo ungido del todo, metió en el bote del fluido rosáceo una cinta para el sudor como la que usan los tenistas, y tras asegurarse que estaba bien embadurnada, se la colocó en la frente.
Tecleó dos comandos en el ordenador principal , y en el viejo monitor verde apareció una secuencia numérica. Se dirigió entonces a una pequeña nevera ( o eso parecía al menos) que había en el fondo del cuarto, la abrió, se introdujo dentro como pudo y cerró. Una vez dentro se cubrió con la cinta de tenis los ojos segundos antes de que un súbito fogonazo eléctrico lo evaporase y desapareciese como si estuviese representando un trillado truco de magia.
-¡Me van a decir a m...!
* * *
El supermercado estaba vacío. Por eso la chica de la caja aprovechaba, pistola de precios en mano, para etiquetar productos. Le gustaba decir que era la más rápida a este lado del Missouri mientras soplaba el extremo de la etiquetadora , y hacer duelos a pistola con su compañero adolescente. Pero en este turno estaba sola. Bueno, ella y el encargado. Circunspección y nada de bromas pues.
-Hola, Lucía. No tengo mucho tiempo. Oye, ¿Las pastas Reglero en dónde las tenéis?
-Tercer pasillo al fondo. Cafés y desayunos.
El viejo que acababa de entrar en la tienda la había llamado por su nombre. Vestía pantalones de pana y jersey de lana. Ella no tenía ni idea de quién era, aunque la cara le resultaba conocida. Pero eso no era extraño en absoluto. La caja registradora imprimía los tickets y se podía “programar” para que incluyera el nombre de las cajeras. Y la fecha. (¡El no va más!). A este encargado le gustaba estar al día en todo eso. Por eso muchos clientes del supermercado conocían el nombre de la muchacha, aunque ella no conociera el de casi nadie. Los tickets de hoy traerían al final una coletilla que diría: “Le atendió Lucía. Supermercado Califrés, grupo IFA, 12 de marzo de 1989”.
La joven siguió disparando a los azulados botes de Nivea sin compasión, que eran pocos y cobardes. A los pocos segundos , aquel tipo extraño ya estaba en la caja esperando a que le cobrase, bajo el póster de Danone en el que un perro parecido al Patán de los Autos Locos pero difrazado de mago, decía en un bocadillo de tebeo: “¿Se puede pinchar un globo sin que explote?”; el perro sujetaba un globo inflado en una mano y un alfiler en la otra, la capa de mago ondeando detrás.
-Venga, niña, venga, venga, ¡que hay prisa!.
La compra consistía en una caja de pastas Reglero (Lucía tecleró el precio), y un bote de cristal de 400 gramos de mini-salchichas Purlom (tecleó el segundo precio). Mientras realizaba esta segunda acción el viejo dijo, como si se disculpara de algo:
-Ya, ya, ya sé que no debería,,, ¡pero las Purlom estaban tan ricas!, ¿eh? ¿eh?
-Trescientas setenta y cinco – dijo Lucía.
-Ahí te van quinientas, y quédate el cambio, bonita.
Lucía, sorprendida, le dio las gracias ( ¡veinticinco duros!) , y aunque por norma no se podían aceptar propinas, se hizo un poco la loca. Al fin y al cabo el súper estaba vacío y el encargado estaba en la garita hablando por teléfono.
El viejo miró la hora. Suspiró antes de salir, y se paró en seco antes de abrir la puerta.
-Lucía, escucha... quería hablarte de... de la importancia de introducirse paulatinamente en el agua para evitar el mal llamado "corte de digestión", que en realidad es un shock muy grave debido al cambio brusco de temperaturas y tiene poco que ver con la digestión... , ¿te parece?
-¡Ah, ya sé quién es usted...! - dijo Lucía con una sonrisa, dibujándosele sendos hoyuelos en las mejillas, admirable rostro juvenil bajo el cardado pelo de oro - ya decía que me sonaba... usted ha venido más veces. ¿está enfermo o algo? Se le ve como bastante más envejecido que la última vez que vino, hace meses ya... Está de paso, verdad? No es del pueblo, porque su cara no me suena a alguien del pueblo... ¡Sí, jaja,pero le recuerdo porque siempre me habla del corte de digestión! . Es usted más gracioso... ¿es viajante de medicamentos o algo así? Pues que sepa que los visitadores médicos no me caen muy bien, jaja, ¡siempre pasan ustedes delante de los enfermos!..
Una nube triste arrugó y enturbió la frente del viejo, y salió del supermercado suspirando tras despedirse de la muchacha . Miró su reloj. Apenas tenía tiempo ya...
Al salir se dirigió con paso rápido a una casa abandonada de las afueras. El ordenador tenía programado el punto de extracción en unas coordenadas de espacio y de tiempo específicas. Aún tenía que despojarse otra vez de aquella ropa circunstancial y aplicarse el fluido... Pero no se pudo resistir. La Verdad muchas veces lucha por salir atropellando a la Paciencia. Mientras seguía caminando, abrió la caja con brusquedad. Rompió el lacre rojo de la delgada hoja de papel blanco que en aquella época envolvía a las Reglero librándolas de la humedad , y que estaba bajo el vistoso cartón (delgado papel, no plástico como más tarde sería). Varias personas se volvieron a mirar a aquel extraño y nervioso sesentón a quien unas galletas que acababa de comprar se le cayeron por el suelo, cuando enfadado gritó a la nada:
-¡Me cago en Dios!. ¡Era uno!

miércoles, febrero 01, 2017

NO ES ASUNTO BERBIQUÍ .

Por Orfelia Juárez.

(artículo sonsacado del Dominical del 30/01/2017, revista semanal publicada con El Ojo de Guanajuato)

Las vidas conyugales de millares de mexicanos pueden estar en entredicho. Un problema silencioso y subjuntivo pone a los matrimonios de nuestra nación ante un amargo problema que nomás hoy comienza a ser comprendido en su completitud.

No podemos amarnos físicamente”

Mariana C. (nombre supuesto) vive con su marido y sus tres hijos chicos en el Barrioalegre de la capital del Estado. Es auxiliar de vuelo de 37 años de una importante aerolínea. Su esposo Álvaro Medina (nombre igualmente falsificado) , de 42, es jefe de ventas de una famosa marca de televisores. Puede decirse que son de clase alta. Y sin embargo su vida conyugal se ve amenazada por un problema chabacano y terrible que afecta al 15% de las parejas mexicanas.

Empezamos a darnos cuenta del problema, al poco de enamorarnos. Pero ha sido con la llegada de los niños con lo que hemos dejado de mantener relaciones amorosas, por reparo. No podemos amarnos físicamente.”, explica Mariana.

El problema del que nos habla el matrimonio Medina, es el desdichado VOI ( de las siglas Ventoseo Orgásmico Involuntario), y que afecta según estimaciones, a un 15% de los varones adultos mexicanos. “Consiste -nos explica Julio Fuensales, especialista en proctología y sexología de la UNAM- en violentos movimientos espasmódicos en la zona perianal al producirse la eyaculación que implican la deliberación parcial del esfínter y la salida del gas en un proceso arrebatado y ruidoso, desagradable”. “es un problema venial – nos sigue explicando el doctor – desde el punto de vista somático, pero que implica alteraciones en la psique de la pareja, al alejar el romanticismo y convertir la relación amorosa en algo vergonzoso y proscrito”

La violencia sonora no es connatural al amor”.

Conocemos testimonios de mujeres que han renunciado a las relaciones amorosas al encontrarse la primera vez con una estampida orgásmica (como llamó al VOI Segismundo Froid), y no han conseguido superar al miedo al varón”, nos explica el doctor Fuensales; aunque en el caso de Mariana y Álvaro es por los niños: “el mayor de nuestros chamacos tiene ya 8 años, y no podemos mantener relaciones sexuales estruendosas , pues nos oirían y podríamos causarles un trauma”

La respuesta hay que buscarla en el DNA que fue legado por los españoles. Se sabe que nuestros vecinos del Norte no padecen este problema; y sí en otros países de habla hispana, aunque las autoridades minoricen e incluso silencien el problema. Dos genes, el ped-0 y el ped-1 parecen implicados en la descarga de neurotransmisores que provoca el espasmo. Se da la casualidad que quienes expresan el ped-0 suelen ser personas además que tiene procesos digestivos más complicados y que les llevan a acumular gases, lo que es un coadyuvante en el problema.

Acompañamos a Álvaro mientras es monitorizado con un farragoso aparataje que mide su actividad sexual, y que le ha sido impuesto por el doctor Fuensales , para datar la magnitud del problema. En el Hospital General de México pide que se introduzca en una pequeña sala y realice una masturbación. Desde la sala de espera somos testigos de la magnitud del problema. A los quince minutos de dejar a Álvaro en sus labores autogesticulantes, escuchamos la tremenda estampida que nos hace sorprendernos e involuntariamente hacernos unas persignaciones. Varias personas que hay a nuestro lado, y que no saben de qué viene el ruido, exclaman con júbilo: “¡Viva el Cinco de Mayo!” o “¡Puebla no se rinde!”

Difícil Solución.

Las más modernas técnicas médicas no logran dar con el tratamiento adecuado a tan proceloso problema. La efectividad de las mismas también está puesta en entredicho:

la cirugía no es aconsejable – nos explica el doctor Fuensales-; en los años setenta se intentaron operaciones que instalaban un puerto de escape artificial, similar a la salida de gases de un cohete convencional. Pero resultó el remedio peor que el propio mal.”

Otra opción – prosigue el doctor- pasa simplemente por taponar el ánodo del varón antes de mantener el coito. Pero esta opción ni siquiera la consideramos los médicos, pues los mexicanos tenemos pundonor y hombría. Es nuestra forma de ser.”

Una tercera opción es reducir drásticamente la ingesta de verduras, frejoles y sodas durante horas antes al acto amoroso. La cantidad acumulada de gas sería menor y mayor por tanto la probabilidad de que la estampida se vea reducida a una mera anécdota”.

Sea como fuere, es un problema serio, no es un problema berbiquí” sentencia finalmente el doctor.

Alvarito (nombre presupuesto) , de 8 años, es el mayor de los niños del matrimonio Medina. En su habitación hay colgados dibujos infantiles. Varios de ellos representan explosiones y monstruos. Alvarito micciona su cama casi cada noche, según nos ha contado él mismo, con cara contrita.