sábado, diciembre 30, 2006

chacales que el chacal rechazaría...

:( En este día triste os dejo este fragmento de un poema muy bonito . Un saludo.

¡Chacales que el chacal rechazaría,
piedras que el cardo seco mordería escupiendo,
víboras que las víboras odiarían!
¡Frente a vosotros he visto la sangre
de España levantarse para ahogaros en una sola ola
de orgullo y de cuchillos!

Generales
traidores:
mirad mi casa muerta,
mirad España rota:
pero de cada casa muerta
sale metal ardiendo

en vez de flores,
pero de cada hueco de España
sale España,

pero de cada niño muerto
sale un fusil con ojos,

pero de cada crimen nacen balas
que os hallarán un día el sitio
del corazón.


Pablo Neruda (1904-1973), fragmento de Explico Algunas Cosas (de su libro de poemas De España En El Corazón,1937)

miércoles, diciembre 27, 2006

"Dos Cuentos Para Dos" y dos perlas más

Hay muchas películas españolas de los años 30, 40 y 50 realmente buenas, verdaderos clásicos, que pueden aportarnos mucho (por ejemplo una inteligente historia inmejorablemente contada, hora y media de explosivas y saludables carcajadas) y que son, lamentablemente, desconocidas por el cinéfilo de hoy.

Sí, porque, ya lo hemos dicho más veces en estas páginas. Quizá gracias a los zafios programas de cine español en la televisión pública en los últimos años– el de Parada y el de la Guillén Cuervo- hay una tendencia a pensar que el cine español de antes de los ochenta, o era tosquedad pura (60`s y 70`s, y ahí, salvo excepciones, puede que tengan razón los que así piensan *escalofrío*), o eran pura propaganda fascista(40`s y 50`s ).

Tranquilo, lector amigo, visitante anónimo de esta página, no vamos a romper una lanza a favor del landismo, ni de Ozores, Escrivá, Lazaga, y compañía… Vamos a recomendarte en cambio tres desconocidas joyitas de nuestro cine que creemos que merecen la pena ser vistas y revistas, y sacadas del limbo del olvido al que han sido tan injustamente relegadas por las generaciones precedentes.

*Dos Cuentos Para Dos (Luis Lucía, 1947) Ayer mismo vimos esta película, y nos sorprendió tan gratamente, que ella es en gran parte la culpable de que estemos escribiendo estas líneas. Qué lujo encontrarse con inteligentes comedias como ésta en tiempos en tiempos de Torrente, Isi Disi y burdos hermanos Farrely. Pero qué contrariedad cuando visito su página en IMDB y veo que ni siquiera 5 miembros de la más grande base de datos de cine de toda la red han visto la película. Tony Leblanc (en la mejor cinta que ha protagonizado) es Jorge, un tímido con mucho miedo a la vida que deberá aprender a sobreponerse a su pusilanimidad…. Pero no, no quiero contaros nada del argumento; no debo: sería injusto. Que os sorprenda, como me sorprendió a mí, esta adorable comedia romántica (hay paridas que harán que tengáis que cogeros la barriga al carcajear para que no se os desprendan las falorcias), con elementos de cuento de hadas, sin un ápice de propaganda franquista, y llena de buenos sentimientos.

*El Ceniciento (Juan Lladó, 1955). Desde que vi en una madrugada de insomnio esta película escrita y protagonizada por el gran Miguel Gila, he estado sin éxito intentando conseguirla, y conseguir también El Hombre Que Viajaba Despacito, que va de un soldado que vuelve, en tanque, de la famosa guerra de Gila. Ha de ser tronchante. El Ceniciento lo es. El mismo título nos dice por dónde van los tiros. Gila es Felipe, el bastante simplón empleado de una cafetería que anda enamoriscado de una cliente muy guapa y de clase superior a la suya. La cliente y sus amigos embroman al pobre Felipe haciéndole creer que ella también está por él. Desde entonces el soñador de Felipe sólo piensa en casarse con su amada. Los chistes son realmente buenos (“-Felipe, está abajo esperándote Rosa… -Dígale que no se case, que bajo ahora…”) y Gila como actor es, en El Ceniciento, realmente cómico (y versátil: ya le habíamos visto, haciendo de pillo, en Mi Tío Jacinto). Lo dicho, una comedia notable que os sorprenderá, os hará pasar un buen rato, y os dejará el agradable regusto que dejan las cosas bien hechas.
*La Vida en un Hilo (Edgar Neville, 1945) Es esta una comedia fantástica realmente deliciosa, fresca, aun no superada, escrita y dirigida por uno de los genios de nuestro cine. Conchita Montes es Mercedes, una viudita que coincide en un tren con una adivina que le predice no el futuro, sino el pasado. Le cuenta su vida cómo pudo haber sido si en tal momento de su pasado hubiese tomado aquella pequeña decisión y no esta otra (es la idea del film de los ochenta Un Destino de Ida y Vuelta) .

“Todos llevamos dentro dos vidas… la que vivimos y la que podríamos haber vivido.”. Esta película –una de las mejores del cine español, no tengo ninguna duda– cuenta con una versión de los noventa que aun no he visto, (Una Mujer Bajo la Lluvia, Gerardo Vera, 1992). Y también ha sido plagiada por los yanquis. Al parecer una versión apócrifa (sin reconocer que está claramente inspirada en la de Neville) es la protagonizada por la Palthrow, Dos Vidas En Un Instante( Sliding Doors, Peter Howitt, 1998). Tampoco he visto esa versión. Pero creo que, aunque la vea, me quedo con la original. Y vosotros, cuando la veáis, también.

*****
notas: imágenes. 1, portada de DOS CUENTOS PARA DOS; 2. portada y contraportada de EL HOMBRE QUE VIAJABA DESPACITO (no encontré la de EL CENICIENTO en la red), 3. Conchita Montes y Rafael Durán en un fotograma de LA VIDA EN UN HILO.

domingo, diciembre 24, 2006

La Nochebuena de 1836


Ciento setenta años se cumplen hoy de aquella nochebuena de 1836 de la que Larra nos habla en su sublime artículo (publicado el 26 de diciembre en El Redactor General), en cuyas amargas líneas pone en boca de su criado “la verdad” (los desengaños, las amarguras de la vida); verdades que el sirviente asturiano poseído por el alcohol espetaba a su amo, zahiriéndole como si más que palabras le clavase afilados y emponzoñados cuchillos. Ese artículo –cuyas últimas líneas me recuerdan el desesperanzado final de El Cuervo de Poe -, habla como ningún otro de las otras navidades, quizá tristemente más habituales que las alegres de anuncios y teleseries, aunque ocultas tras éstas, siempre más chillonas; nos referimos a las navidades del melancólico, las del desilusionado, las del que no encuentra motivo para el regocijo en el mero (y arbitrario) hecho de alcanzar cierta fecha en el calendario.

Tanta pesadumbre, tanto disgusto, tantas ilusiones muertas se concentran en las palabras del magistral artículo, que uno imagina que Fígaro, al ser tan duro con la sociedad ( y, sobre todo, consigo mismo), intentaba sin éxito conjurar su propia melancolía al escribir tan sinceramente sobre ella, buscando un lenitivo como el que equivocadamente se buscaba al sangrar a los enfermos para eliminar los malos humores.

En dicho escrito, habla por la pluma del joven periodista el Desencanto. Y tan funesto espíritu ya le poseía enteramente, preludiando lo que vendría mes y pico después.

notas: .

enlaces: -audio de La Nochebuena de 1836, leído por el gran Rafael Taibo.
-La Nochebuena de 1836: Yo y mi criado (delirio filosófico).
-Proyecto Mariano José de Larra en Internet.
-Entrada en la Wikipedia sobre Larra.

-imagen, retrato de Fígaro (1809-1837).

jueves, diciembre 21, 2006

las últimas palabras de Bécquer



El 22 de diciembre de 1870 a las diez de la mañana, hace 136 años, y cuando tenía tan solo 34, moría en Madrid Gustavo Adolfo Domínguez Insausti y Bastida, Gustavo Adolfo Bécquer. (Bécquer -originalmente Becker- era el apelativo con el que eran conocidos los de la familia de su padre, venidos de Flandes y establecidos en Sevilla a principios del siglo XVII).

El poeta arrastraba una enfermedad crónica grave desde hacía doce años, 1858, cuando las primeras manifestaciones de la misma casi le llevan a la tumba. Dos meses estuvo entonces postrado en cama y tardó mucho en recuperarse; cuando finalmente tuvo fuerzas para salir del lecho “parecía un cadáver”, según refiere Julio Nombela, uno de sus amigos.

Quizá la enfermedad era tuberculosis. O puede que un mal venéreo. El propio Bécquer parece considerarlo así. En su Libro de los Gorriones (un grueso libro destinado a hacer anotaciones de contabilidad que le había regalado un amigo, y en cuyas páginas Bécquer, tras bautizarlo de ese modo, escribió sus poemas, ideas y pensamientos), había una rima que el mismo autor tachó pero que fue recuperada más tarde. Su versión más aceptada, dice:


Una mujer me ha envenenado el alma,

otra mujer me ha envenenado el cuerpo;
ninguna de las dos vino a buscarme,
yo de ninguna de las dos me quejo.

Como el mundo es redondo, el mundo rueda;
si mañana, rodando, este veneno
envenena a su vez ¿por qué acusarme?
¿Puedo dar más de lo que a mí me dieron?

Pero antes incluso de infectarse de la terrible enfermedad que tantos padecimientos le causaría, Bécquer tenía el lúgubre convencimiento de que moriría joven, como su padre, como muchos otros familiares.

Su hermano Valeriano (que había nacido en 1833), uno de sus seres más queridos, muere el 23 de septiembre de 1870. Desde aquella fatídica fecha, una lóbrega nube oscurecerá ya siempre el horizonte de la vida de Gustavo Adolfo hasta su muerte, tres meses después.

Aquel 22 de diciembre, antes de morir, el poeta quemó unas cartas y dijo, según la Iglesia: “acordaos de mis niños”. Su amigo, el periodista cubano-español Ramón Rodríguez Correa (1840-1894), refiere: "Llegó por fin el fatal instante y, pronunciando claramente sus labios trémulos las palabras: Todo mortal…, voló a su creador aquella alma..."

El cielo, cubierto de sombrías nubes aquella triste mañana de jueves, se oscurecería aun más al producirse, menos de una hora después de su muerte, un eclipse de Sol. Fácil es encontrar en esa mera casualidad una relación entre los dos hechos sólo válida poéticamente: la naturaleza, entristecida por la muerte de quien tan bien le había cantado, enlutábase y lloraba de pena.
*****
notas:

FUENTES: -Francisco López Estrada y María Teresa Lópes García-Berdoy, en el prólogo a la edición de las Rimas para la Austral de Espasa, 1993.
-programa HISTORIAS de RNE.

imágenes:
1 -caricatura de Bécquer, realizada por Yayo, en la pared de mi habitación.
2 -retrato de Bécquer en la última etapa de su vida.
3 -dibujo de José Casado del Alisal (1832-1886), Cabeza Yacente de Gustavo Adolfo Bécquer.

enlaces:

-entrada el la wikipedia sobre Bécquer.
-entrada en la wikipedia sobre su padre, el pintor Juan Domínguez Bécquer.
-grabaciones sonoras de la obra de bécquer en Cervantesvirtual.

domingo, diciembre 17, 2006

navidades austrohúngaras.

"Hay dos clases de navidades: las de la infancia (o navidades por antonomasia) y las de la adultez. Las segundas tienen la cualidad de replicarse: como han perdido todo el elemento mágico, no hay nada que las diferencie, son cada año la misma navidad. Todo se repite: los mismos adornos en las casas, los mismos alumbrados en las calles, el mismo desmedido consumismo, esa misma indescriptible melancolía que hay en las tardes de los domingos del resto del año, los mismos banquetes en los que embutimos hasta la dispepsia, el mismo perezoso embotamiento invernal ocasionado quizá por el exceso de azúcar de dichas comilonas... Se parecen tanto unas navidades a otras, que apenas somos capaces de recordar algo de un año en concreto...; todas se funden en una misma, intemporal."

Estas tonterías y otras parecidas iba pensando mientras embobado (mi estado natural, por cierto) paseaba por la calle, la cabeza gacha, siguiendo distraídamente con la vista el dibujo de las baldosas de la acera, cuando una cercana voz amplificada por un estridente altavoz hizo que perdiera el hilo, la aguja, y hasta el ovillo de mi interior soliloquio. Al instante veo pasar a mi lado un pequeño pero extravagante vehículo de tres ruedas tripulado por dos individuos, un antiguo motocarro lleno de ornamentos de Navidad. El que más llamaba la atención era una estrella más larga que todo él colocada longitudinalmente y sustentada por una pequeña estructura que dispuesta para tal fin salía de la exigua carrocería. Poco tiempo tuve de seguir observando tan inopinada aparición, pronto dobló la esquina y desapareció calle abajo con un confuso murmullo de ecos eléctricos.

La amplificada voz, proferida por uno de los dos ocupantes del motocarro, en la que aprecié no sé qué gracioso y teatral deje que se me antojó insólitamente familiar, iba diciendo:

"...Necesitamos el concurso de todos, de pobres y de ricos, porque para la caridad no hay fronteras. Toda la ciudad debe sumarse a nuestra campaña “Cene Con un Pobre”. Que por una noche seamos todos hermanos; que por una noche los duros de corazón sean generosos; que por una noche cenen los pobres..."

De lo último que oí me pareció entender que decía que "las ollas a vapor cocinex son las mejores del mundo..."

Y luego he venido de la calle con paso algo apurado, he entrado en casa y, tras despojarme rápidamente de cazadora, guantes y bufanda, sin tan siquiera echar la meadita de rigor, me he puesto a contaros tan extraña aparición.

miércoles, diciembre 13, 2006

volviendo a Bedford Falls






VOLVIENDO A BEDFORD FALLS - DESCARGA DE AUDIO - MP3
No me entusiasma la Navidad. A decir verdad, pocos ritos navideños observo salvo el de tomar, lo más a menudo que puedo, el sagrado turrón de chocolate suchard, a cuyas tabletas mi fe (o sea, mi absoluta carencia de ella) les da un valor muy superior al de la hostia transubstanciada para el católico.

Uno de esos pocos ritos lo sigo desde hace unos siete años (desde que la descubrí en aquel maravilloso Qué Grande Es el Cine), y consiste en ver de nuevo, por estas fechas, la famosísima película de Frank Capra Qué Bello Es Vivir (It`s A Wonderful Life, 1946).

Aunque no estoy de acuerdo con la afirmación del título, sí puedo decir en cambio qué bello es Qué Bello Es Vivir: un maravilloso y dickensiano guión (muy del gusto de Capra), un protagonista genial (Jimmy Stewart es uno de los pocos actores que hace de sí mismo en las películas, como Gary Cooper o John Wayne), una chica muy hermosa (Donna Reed), unos secundarios de auténtico lujo (Thomas Mitchell, Lionel Barrymore…), unos bellos decorados (el pueblo de Bedford Falls fue construido en un rancho de Encino, California, propiedad de la RKO; se realizan avances técnicos ex profeso para crear nieve artificial), y, sobre todo, la ambición de Capra de sacar adelante el guión que le había vendido la RKO (el director de Juan Nadie acababa de fundar Liberty Films, una productora independiente) y que tanto le había entusiasmado. (Por cierto que siempre dijo fue la mejor película que había dirigido)

Narra la historia del joven George Bailey, un hombre de buen corazón que vive en un pequeño pueblo llamado Bedford Falls. George tiene ambiciones, desea estudiar, ver mundo, salir del pueblucho en el que ha vivido toda su vida. Su padre se muere antes de que pueda irse a realizar sus sueños. El señor Bailey regentaba una humilde empresa de empréstitos a bajo crédito y George tendrá que sustituirle o de lo contrario el malvado señor Potter (el malévolo usurero local, el Scrooge de la historia) se hará con el negocio… Básicamente el argumento es que el pobre George, habiéndolo dado siempre todo por los demás, habiendo ayudado a mucha gente, no se ve recompensado en modo alguno: es maltratado por la vida; desea no haber nacido; desea suicidarse…

La historia te dice que por insignificante que seas, por modesta y gris que sea tu existencia, importas a los demás, y hay mucha gente que es feliz gracias a ti, a quienes –sin darte cuenta incluso- has ayudado, o sonreído, y, con la tuya, les has hecho más llevaderas sus vidas.

Quizá muchos consideréis ingenuo ese mensaje, demasiado optimista y hasta empalagoso…: “La vida no es un cuento de hadas”, diréis. Y por supuesto que no lo es. Pero no es de ingenuos soñar que podría llegar a serlo; que, aunque no sea cierto, hay más Georges Baileys que señores Potter (quien por cierto, y como curiosidad, se llama Harold, Harry Potter); que no todo es mezquindad y envidia.

Esta noche regresaré a Bedford Falls. Y cuando una lagrimilla venga a mis ojos mientras en casa de George todos cantan el Auld Lang Syne, a pesar de saber que la vida no es un cuento de hadas, tararearé la hermosa y antigua melodía escocesa con ellos, y el hechizo cinematográfico surtirá efecto.

Ciertamente, no creo en las hadas. Pero nada pierdo por gritar una vez al año lo contrario si con ello le salvo la vida a alguna.


NOTAS:

-En el audio suena una versión del conocido tema navideño Auld Lang Syne.

-Qué Bello es Vivir resultó un fracaso comercial. Liberty Films, la productora de Capra, quebró. Sin embargo en los años setenta el público redescubre el film y empieza a reponerse en televisión en nochebuena. Hoy día es una de las películas más apreciadas incluso por el público joven (puesto número 29 en IMDB a día de hoy).

-Para aquellos de vosotros que consideréis Qué Bello Es Vivir como demasiado conservadora, deciros que en su época, en un ambiente pre-McCarthysta, fue etiquetada por el FBI como “película subversiva”, ya que el representar a un hombre de negocios del modo en que se representa al señor Potter “era un truco común usado por comunistas”

-ficha en IMDB de Qué Bello es Vivir.
-ficha en IMDB de Frank Capra.
-ficha en IMDB de James Stewart.

-imágenes: dos fotogramas del filme. En el primero vemos a Thomas Mitchell, el tío Billy en la película, a la izquierda. El segundo es la famosa escena de en la que el señor Potter (Lionel Barrymore) intenta comprar -y con mucha pasta- al bueno de George.

domingo, diciembre 10, 2006

la semilla en el surco

Hace hoy exactamente cien años, el 10 de diciembre de 1906, recibía Santiago Ramón y Cajal en Estocolmo junto con el citólogo italiano Camillo Golgi el premio nobel de Fisiología y Medicina. Lo recordamos hoy aquí con estas hermosas palabras extraídas de sus Charlas de Café (1921):

"Puesto que vivimos en pleno misterio, luchando contra fuerzas desconocidas, tratemos en lo posible de esclarecerlo. No nos desaliente la consideración de la pobreza de nuestro esfuerzo ante los magnos e innumerables problemas de la vida. Concluida
la ardua labor, seremos olvidados, como la semilla en el surco; pero algo
nos consolará el considerar que nuestros descendientes nos deberán
parte de su dicha y que, gracias a nuestras iniciativas, el mundo, es decir,
aquella minúscula parte de la Naturaleza, objeto de nuestros afanes, resultará un poco más agradable e inteligible”.

sábado, diciembre 09, 2006

soñador misógino.

Como las reales son inalcanzables para los tipos con chepa y halitosis, una vez decidí echarme novia imaginaria. Era perfecta: voz dulcísona, piel de alabastro, ensortijados cabellos negros, hipnóticos ojos oscuros, sonrisa encantadora, formas increíbles, inteligente, educada, culta, modesta y buena.

Era la más perfecta creación de mi anhelante imaginación... salvo por una cosa: era mujer.

Aquel ser (casi) ideal me dejó por un unicornio.

miércoles, diciembre 06, 2006

menúa faena...

Hola, amigos. Estoy tomando unas pastillas que "pueden provocar pérdidas en la memoria reciente"...; menuda faena, ¿eh?

menúa faena...

Hola, amigos. Estoy tomando unas pastillas que "pueden provocar pérdidas en la memoria reciente"...; menuda faena, ¿eh?

domingo, diciembre 03, 2006

palíndromos políticos.


Un palíndromo es una palabra o frase que se lee igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. Es una palabra ( o frase) capicúa. (capicúa es lo mismo pero aplicado a números en lugar de a letras)

Ejemplos de palíndromos: Ana, Otto, rotor, somos o no somos, Adán no calla con nada…

Aquí tenéis una lista con muuuuchos palíndromos.


Un “palíndromo político” es un concepto o ideal que, en democracia, debería verse exactamente igual desde la derecha y desde la izquierda (desde cualquier ideología).

Libertad, paz, Ley, justicia, democracia, igualdad, ciencia, Estado, derechos humanos, Constitución, verdad, ciudadano,… son algunos ejemplos de “palíndromos políticos”.

En otros países donde la democracia es más madura son más fáciles de ver estos ejemplos. En España, en cambio, muchos de esos conceptos ideales no coinciden dependiendo de si se leen desde la derecha o desde la izquierda. No cumplen la definición. Y eso es un handicap de nuestra joven democracia. Y no pequeño.

Aunque con algo de adelanto, feliz día de la Constitución.

nota: imagen, Alegoría de la Constitución de 1812, de Francisco de Goya. Museo de Estocolmo.

lunes, noviembre 27, 2006

el collar de kriptonita.

-Es kriptonita, Superman. Un pequeño recuerdo de tu mundo natal. No he reparado en gastos para que te encuentres como en casa.
LEX LUTHOR (GENE HACKMAN) en Superman, de Richard Donner (1978)

el_collar_de_kriptonita (Audio. descarga.).mp3


Cuando era niño me maravillaba del poder de los adultos, de su asombrosa valentía. Cualquier terror que atenazase mi medroso espíritu infantil hasta hacerme gritar o llorar de puro miedo ni siquiera figuraba entre las preocupaciones de los mayores. Da igual que nerviosamente tratase de explicar a mi madre, a medianoche, que había visto un "chupasangre" ocultarse tras la sombra del armario, o que el siniestro payaso de cristal de mi mesita de noche me sonreía con maldad y ponía feas muecas cuando la habitación quedaba en penumbra (¡cómo odiaba aquella fea figurita!); era inútil que asegurase que había oído a alguien caminar por el desván...: mis abuelos, mis padres, mi hermano mayor, siempre tenían para mí una explicación razonable ("estabas soñando", "ratones", "el viento en el cristal") y unas palabras de aliento, y jamás eran contagiados por mis fantásticos temores. Incluso si la causa de mi turbación era algo más real ( no digo que no sean reales los vampiros o los fantasmas en la mente de un niño de ocho años) como podía ser una repugnante mariposa nocturna, una mantis, o cualquier otro insecto gigantesco que hubiese entrado en casa, nunca los mayores titubearon en aplastar o echar fuera a las arañas, polillas y demás bichos para, sin ellos sentir ni una pizca, eliminar las causas de mis miedos.

He crecido, (se supone que) soy adulto, y veo con nostalgia mi infancia y sus inocentes terrores; porque aunque, en efecto, muchos de aquéllos han desaparecido como despareció con el hombre contemporáneo la creencia en brujas y duendes, fueron reemplazados por otros, más tenaces y terribles, que si intentas reducir gracias al sentido común, se multiplican como las cabezas de la hidra. Y se da la paradoja de que si en la niñez es el el sentido común, el razonar del adulto, el antídoto contra el miedo, en la madurez surgen los más espantosos miedos de ese mismo razonar.

Cuando tenía ocho o diez años creía que ser adulto significaba ser una especie de "superniño", un Juan Sin Miedo a quien no acobardarían los más pavorosos terrores. Luego descubrí que en realidad son los adultos los que tienen de por vida un collar de kriptonita amarrado al cuello.

NOTAS: imagen, Hércules Luchando con la Hidra de Lerna (1634), de Francisco de Zurbarán(1598-1664) (tomada de artehistoria.com).

- "el collar de kriptonita" es la gilichorrada número 100.

sábado, noviembre 25, 2006

UN HOMBRE DE LO MÁS PECULIAR - PAUL SIMON

Paul simon es muy grande. aquí os dejo otra canción suya que a mí me dice mucho. la compuso en 1963. Por aquel entonces, Simon vivía en Londres. Dice que se inspiró leyendo un periódico; vio una pequeña noticia sobre un hombre que se había suicidado. le impactó que algo tan trascendente como la muerte de una persona sólo ocupase cuatro pequeñas líneas en un periódico. Es una de mis canciones favoritas. Admiro a Paul Simon por saber reflejar tan bién en sus canciones al solitario, al infeliz, al incomprendido. En verdad que no concibo que una estrella del rock (con sus cientos de ligues y todo eso) sepa entender tan bien de qué va el tema de la soledad, de la hurañía... Ahí va, espero que os guste... (si no os van las penas, no la escuchéis).





A Most Peculiar Man - Un Hombre de lo Más Peculiar

Era un hombre de lo más peculiar,
eso fue lo que dijo la señora Riordan, y ella debía saberlo bien:
vivía justo encima de él.
dijo que era un hombre de lo más peculiar.

Era un hombre de lo más peculiar.
vivía siempre solo dentro de una casa,
dentro de una habitación, dentro de sí mismo,
un hombre de lo más peculiar.

No tenía amigos, rara vez hablaba
y nadie tampoco hablaba con él
porque no era simpático, y no le importaba.
Y él no era como ellos,
¡oh, no! él era un hombre de lo más peculiar.

Murió el pasado sábado.
Encendió el gas y se fue a dormir
con las ventanas cerradas, así que nunca más despertaría
en su silencioso mundo y su pequeña habitación;
y la señora Riordan dijo que tenía un hermano en alguna parte
a quien debería dársele la noticia cuanto antes.
Y todo el mundo dijo "qué pena que se haya muerto,
pero, ¿no era un hombre de lo más peculiar?"

miércoles, noviembre 22, 2006

"Solo" de Poe.

poema Alone ("Solo") de Edgar Poe (1809-1849).Imagen, antiguo grabado perteneciente a una versión ilustrada del Robinsón Crusoe de Defoe.

*****************

SOLO.
Desde mi infancia no he sido como otros fueron,
No he visto como otros vieron;
Mis pasiones no surgieron de la misma primavera,
Mis penas no brotaron de la misma fuente;
No conseguí acompasar mi corazón para divertirme con el ajeno,
Y todo lo que amé, lo amé solo.
Entonces - en mi infancia, en el amanecer de una tormentosa existencia-,
Nació, en lo más profundo del bien y del mal,
El misterio que aun me subyuga:
Desde el torrente o la fuente,
Desde el rojo acantilado allá en la montaña,
Desde el sol que me envolvía
En su otoñal tono dorado,
Desde el rayo en el cielo
Mientras pasaba volando cercano,
Desde el trueno y la tormenta,
Y la nube que tomó la forma
(mientras el resto del cielo era azul)
De un demonio en mi mente.

ALONE.
From childhood's hour I have not been
As others were; I have not seen
As others saw; I could not bring
My passions from a common spring.
From the same source I have not taken
My sorrow; I could not awaken
My heart to joy at the same tone;
And all I loved, I loved alone.
Then- in my childhood, in the dawn
Of a most stormy life- was drawn
From every depth of good and ill
The mystery which binds me still:
From the torrent, or the fountain,
From the red cliff of the mountain,
From the sun that round me rolled
In its autumn tint of gold,
From the lightning in the sky
As it passed me flying by,
From the thunder and the storm,
And the cloud that took the form
(When the rest of Heaven was blue)
Of a demon in my view.

domingo, noviembre 19, 2006

Yayorama


Hay un blog norteamericano repleto de buen humor y en el que se cuentan cosas realmente insólitas:

http://www.neatorama.com.

Muchos quizá ya lo conozcáis. En él encontraréis un batiburrillo de imágenes, vídeos, noticias chocantes, curiosidades sobre los más diversos temas: ciencia, política, arte, música, publicidad, actualidad, animales, sociedad... y sin un ápice de mal gusto. Además, os lo aseguro, no veréis en él las típicas anecdotillas que todo el mundo conoce; quiero decir que realmente os sorprenderá encontraros con tal pepitoria de extravagancias.

Antes podíamos ponerle una sola pega a Neatorama: demasiado yanqui.... Pues desde hace unos días, ni ésa tampoco porque un prestigioso fichaje de neatorama, una nueva firma, nuestro conspicuo Yayo, es cien por cien español; y tiene una chapa de plástico en una oreja que lo identifica como ternero culón asturiano de la mejor calidad, oiga.

=)

viernes, noviembre 17, 2006

Eso no es progresismo.


Lo siento, me niego a admitirlo. No puede ser. Vale, reconozco que no he leído mucho sobre filosofía política..., ni sobre filosofía en general. La Política de Aristóteles, la República de Platón, El Contrato Social , de Rosseau, y para de contar. Que uno prefiere soñar, evadirse, y las pocas veces que abre un libro, suele tomar la vereda literaria, no el abstruso camino del pensamiento. Que piensen los listos, me suelo decir, yo sueño: video somnia, ergo sum, por decirlo como don Renato. Por eso este blog se llama como se llama.

Pero, me digo, muchos de los columnistas de cualquier diario, muchos tertulianos (oligofrénicos unos, mercenarios todos) de las radios, e imbéciles con blog -categoría en la que me incluyo- tampoco han leído a Fichte, ni a Marx, Engels, Stuart Mill... y a tantos otros, y opinan, ¡vaya si opinan!. Algunos incluso sin saber sobre qué, sin tener fundamento. El caso es opinar, ¿no lo crees así? :P .
Eso, el opinar por opinar, no es tan malo como podría pensarse. Vivimos en democracia y, cada cuatro años, todos opinamos con gran solemnidad. Y el voto del más sabio vale tanto como el del más necio; el del más fanático, como el del más escéptico...

Todos los ciudadanos tenemos que intentar aprender cosas según nuestras posibilidades. En una democracia, cultivarse, intentar iluminar un poquito un mundo lleno de tinieblas y oscurantismo es, al igual que la higiene, una obligación para con uno mismo y, también, para con los demás. internet puede ayudar un poquito a eso. Aunque hay multitud de blogs -como éste- escritos por imbéciles, hay otros mejores, sobre diversos temas, escritos por gente inteligente y cultivada, que da gusto leer, y de los que se aprenden cosas. Pero aun los realizados por los menos capaces pueden tener algo útil para otros.En efecto, puede ocurrir , como dice Rosaura:

Cuentan de un sabio, que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas yerbas que comía.
¿Habrá otro -entre sí decía-
más pobre y triste que yo?
Y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo

que iba otro sabio cogiendo
las hojas que él arrojó.

Y algunas veces quizá haya alguien que abrace incluso las esmirriadas razones que otros espíritus más elevados desechan... Pero me estoy yendo por las ramas, bondadoso lector, y si, como creo, tu tiempo vale más que todos los circunloquios del mundo, ¿cuánto más no valdra que estos míos tan pesados, más impertinentes e irritantes que cinco cuñaos de barbacoa?

Decía que no sé nada sobre política pero, aun así, me niego a admitir ciertas cosas que la mayoría de jóvenes de hoy acepta sin más sin haberlas pasado antes por el tamiz del sentido común más sencillo y natural.

Me defino progresista. Creo en la libertad, en la democracia; en la extensión, sin exclusiones de ningún tipo, a toda la ciudadanía de los derechos (y obligaciones, claro) que la democracia conlleva. Creo que el Estado ha de garantizar, no sólo que se respeten los derechos humanos, sino también una sanidad y educación públicas y de calidad (sin subvencionar, por cierto, la educación privada: el que quiera educación privada para sus hijos, que la costee de su bolsillo, sin conciertos ni charangas). Creo en la libertad del individuo para creer en lo que le dé la gana (siempre que esas creencias no sean nocivas para los demás), pero también pienso que las creencias religiosas han de pertenecer a la esfera privada de la persona, sin invadir lo público. No creo, por tanto, que el Estado deba financiar a ninguna iglesia; y, mucho menos, que ninguna iglesia intente imponer su arbitraria moral en las leyes que el pueblo promulga. Creo en la importancia del conocimiento, en la ciencia como motor de progreso, en los avances científicos y técnicos para combatir la enfermedad y otros azotes de la humanidad (o, simplemente para hacernos la vida más cómoda, o por el mero afán de conocer). Y, una vez más, no creo que las iglesias - ni ningún otro tipo de "sectas" poseedoras de la verdad y muy influyentes, como son ciertas organizaciones ecologistas - , deban imponer infundadas cortapisas a determinados avances científicos. Creo que debe haber protecciones sociales para las clases humildes. Y, sobre todo, creo en la Ley. El Estado (aunque comete abusos a veces, pero para minorarlos y corregirlos están las leyes) y la Ley son los garantes de que los peces grandes no se coman a los chicos, de que un poderoso no valga más que un humilde.

Ahora bien, si esos ideales son progresistas..., entoces muchísimos jóvenes están equivocados (o, más bien, como el chiste del kamikaze en la autopista seré yo el que me equivoco, y resulta que, sin haberme dado cuenta, en realidad soy un falangista del siglo XXI). ¿Y por qué? porque para mucha gente de mi generación ser progresista es otra cosa: es sentir un apego desaforado por tu valle y despreciar los de alrededor, es mirar al de la región vecina por encima del hombro, cuyos habitantes son en cierto modo inferiores a ti y los tuyos, es querer ver reducido al Estado democrático a la nada - con las probabilidades que eso implica de que luego los peces grandes se coman a los pequeños - por el único motivo de que en la etapa inmediatamente anterior hubo una horrible dictadura (como si en las regiones desde las que más se repudia al Estado ahora no se apoyase y pelotease antes al antiguo régimen); es usar ciertos idiomas como elemento segregador y perturbador (como había hecho el franquismo, por cierto) en vez de como instrumentos de convivencia y riqueza cultural; es querer que la ley no sea igual para todos...

Pues no, jóvenes. Que no os coman la cabeza. Eso no es progresismo. No. En mi modestísima opinión estáis muy equivocados. El nacionalismo... será otra cosa, pero no progresismo. Diga lo que diga todo el mundo. Más bien me parece todo lo contrario: el nacionalismo (me refiero al español también, claro) es carca, la carcunda de hoy día. Además, no se sostiene: si acepto que nacionalismo=progreso (da grima hasta escribirlo), tendría que admitir que los más poderosos partidos nacionalistas, PNV, CiU... que representan a la derecha de toda la vida, a la de los curas y las clases opulentas, son también progresistas. Y eso no se traga ni empujando con pan...

nota: imagen, La Libertad Guiando al Pueblo (1830), de Eugenio Delacroix (1798-1863)

lunes, noviembre 13, 2006

"mileuristas" asturianos.

mileurista es una palabra nueva, quizá un poco frívola, que empieza a usarse en blogs y foros de la red. Hasta tiene entrada en la wikipedia, mira tú.

Sirve para denominar a esa generación de jóvenes españoles (o estepaisanos, o ciudadanos del estado español, o españoles-de-DNI-pero-villatortejanos-en-el-alma, o como quiera que cada uno se quiera definir a sí mismo sin que nadie se mosquee) que ahora tienen entre veintimuchos y treinta y algo, que estudiaron su carrerita, saben idiomas, algunos incluso hicieron másteres y demás... y cuyo salario mensual suele ser de 1.000 euros al mes, dándose la paradoja que esa generación, más cualificada que las anteriores (suele decirse que la mejor preparada de nuestra historia), tienen un salario menor que el de aquéllas.

Esos "jóvenes de la generación de los mil euros", aun si tienen suerte de no trabajar en empleos para los que estén sobrecualificados, aun si tienen suerte de currar en lo suyo, no tienen ni dinero suficiente ni un trabajo estable para independizarse, y han de vivir con sus padres, o compartir piso con amiguetes. Y pronto se van dando cuenta (por algo son universitarios) de que la vida no es como esperaban, de que alguien les ha vendido la moto...

En Asturias, como siempre, los mileuristas también son excepción. Son excepción porque sus equivalentes asturianos no pueden ser propiamente llamados "mileuristas", puesto que no llegan a tan redonda cantidad (el mileurista asturiano siente cierta sana envidia por el mileurista español, lo que tiene algo de retruécano). Son excepción porque aquí sí que el nuevo JASP (Joven Amargado Sobradamente Preparado) no va a tener más remedio, si no quiere convertirse en leyenda urbana, que dejar los vanos escrúpulos a un lado, y ponerse a trabajar en empleos para los que la cualificación no es necesaria; y aun agradecer que alguien le haya dado trabajo, porque la alternativa es pasarse meses y meses engrosando las estadísticas del servicio público de empleo.

Al principio de este estúpido post dije que era un poco frívola la palabreja esa del título. Nadie se ofenda por ello. Simplemente escribí eso porque desde la tierrina muchos simplemente soñamos con entrar en la definición de mileurista en el aspecto económico de la misma. Aquí las cosas son distintas. Muchos no nos lamentaríamos por ganar sólo mil euros. Sería simplemente genial alcanzar tan rotunda cifra. Por eso me parecen un pelín frívolos los que hablan de mileurismo.

NOTAS: -imagen, la precariedad laboral según Forges.

domingo, noviembre 12, 2006

fragmento de Alma del Infierno (y III)

Publico un tercer fragmento de Alma del Infierno. Ambientada la historia a fines del XVI, Andrés de la Torre es un joven estudiante que se ve de repente en compañía de una banda de pícaros y ladrones capitaneada por una arrojada joven y, como ellos, perseguido por la justicia. En ese texto que a continuación copio y pego se presenta al personaje de El Teniente, un gracioso embustero que contará una disparatada fuga de prisión. A ver si os gusta. Os deseo lo mejor =)

Alma_del_Infierno_-_fragmento_III (audio).WAV

*******************************

El otro vestía unas viejas ropas militares en las que no cabían más desgarrones ni cortes. Desde los hombros y hasta donde comienza el antebrazo tenía su vestido tantos tajos e hilachas que me recordaba siempre que lo veía las numerosas patas del pulpo. No era ni alto ni bajo; de ojos vivos que mostraban un alma lista y taimada; moreno de piel a pesar de que los demás, al igual que Alma, estaban pálidos como velones, debido quizá al excesivo tiempo que pasaban sin que el sol les diese lametazo. Decía muchos juramentos aunque no hubiese ocasión, como acostumbran a hacer los soldados y los marineros, y era el más grande embustero que he visto en mi vida. Y tan enormes eran las bolas que creo que si decía alguna verdad de vez en cuando era porque hasta él mismo se cansaba de mentir. Pretendía hacernos creer que era veterano soldado de mil guerras y combates, y siempre que podía contaba imposibles anécdotas de batallas, asaltos, tomas de plazas… Era delgado y tenía no más de treinta, aunque unas arruguillas en la frente como garabatos en el papel afirmasen que lindaba los cuarenta. Por todos era allí conocido como el Teniente. Como ya dije, tenía vendas arrolladas que le cubrían la frente tapándole una parte de la cara, amén de un brazo con tablillas. Estaba echado sobre una manta y se veía tan magullado que no se movía si no era imprescindible.
-¡Ah! – decía – encantado de conocerle, don Andrés. Disculpe que no le dé un abrazo a la persona que ha llevado al oidor más cerca del cornudo del azufre y la pezuñas que ninguno de nosotros en todos estos meses, pero, ya ve, así de postrado me hallo precisamente por los cariños de los esbirros de ese malnacido, que pillaron a uno un poco desprevenido, con el calzón bajado como quien dice, tomando parte con una mujer de partido en peculiar negocio de los que suelen despacharse en una conocida y renombrada casa de Béjar. Y así me vejaron a mí en cuanto me reconoció uno de esos endiablados corchetes que buscaba en aquel lugar la misma negocianta con quien tratar asunto parecido al que yo acababa de cerrar; llamó a sus compañeros, que todos se hallaban por allí cerca y, sin darme tiempo a sacar la espada, que ni siquiera me había ceñido aun, me dieron puñadas hasta por dentro de los ojos; tantas que pensé que me veía muerto al fin. Cuando se cansaron de pegarme decidieron llevarme ante la autoridad; mas tuve suerte de que el Guzmán había viajado a la corte, seguramente a pedir más hombres al rey, o a solicitar que viniesen más mangas verdes, o el ejército, o el mismísimo Luzbel con tal de apresarnos, y me enjaularon como a jilguero, en espera de que volviese el malvado para decretar, o bien mi muerte un día de estos a la sombra de un árbol con ajustada gorguera de lino, o dentro de años y tras mucho padecer, allá en lejanos mares. Así estaba yo en la miserable y oscura celda, conturbado y triste por el malestar del cuerpo, contrito por haber llevado una vida tan poco dada a la devoción y tan apartada de la virtud, que siempre se acuerda uno de estas cosas cuando está cerca de un gran peligro o cuando ve la muerte venir desde el horizonte, como lejano caminante. Allí estaba en el calabozo lamentándome, digo, diciendo algún ay de mí y soltando no menos pesias a tal, cuando hete aquí que oigo una voz que al través de la pared me dice:
>>-¡Ah del que llora!; deje por un momento el suspiro y el llanto, y escúcheme.
>>Al punto hice lo que me pedía, contuve lágrimas y exhalaciones, y continuó hablando:
>>-Respóndame si fuera posible, ¿no es vuesa merced uno que llaman Tiniente, que es uno de los valientes de la banda de esa Alma que dicen que lo es del Infierno?
>>-¡Ay, enhoramala, sí! –exclamé-, Teniente soy, mas sólo de golpes, llagas y disgustos, y tendiente me veo de una soga de lino y dando patadas al aire pasado mañana a más no tardar; y todo por seguir los pasos del demonio, que quiso que viniese a Béjar, a la misma boca del lobo como quien dice, por la afición que tengo a las carnes de la Juana Dolores, que innumerables me tiene dados ella a mí.
>>- Pues calle y escuche un momento. Yo soy el hermano de cierto campesino de nombre Ramón Hoces que debe a Alma y los suyos la honra de su familia, la poca hacienda que conserva y aun la vida, que alertaron a tiempo a mi hermano y se interpusieron cuando tan inicuamente actuaba la justicia de estas comarcas, que no es sino la justicia del diablo, que tal me parece el saco de estiércol ese del oidor. Mi hermano aprovechó aquella ocasión para escapar luego de aquí con su familia. Yo, Teniente, estoy aquí, en la celda al lado de la suya, porque como el Guzmán no pudo echar mano a mi hermano, echó la zarpa a uno de su misma sangre, y así llevo penando entre estas cuatro paredes no menos de diez meses, desde que él y su familia lograron escapar de tan injusta justicia.
>>- ¿Y qué quiere vuesa merced, maldito sea el mundo, que con la pena que yo tengo viéndome como me veo y quejándome como me quejo, la tenga también por un compañero de prisión? ¡Déjeme llorar en paz y a gusto y lamerme las heridas, como decirse suele; llore conmigo si quiere y lamentémonos juntos de nuestra desdicha, que parece que hay algo de consuelo en la pena si el llanto es compartido, pero para lo demás déjeme en paz, que no tengo ganas de conversación ni aun de oír respirar humano!
>>-¡Ah! Teniente, no me tapará la boca con esas, que fue mucho el bien que hicieron por mi hermano y su familia los de su banda sin pedir nada a cambio. Mire bien lo que le digo: le estoy ofreciendo la llave de la celda como quien dice, que ya me veo con ella en la mano, porque esta misma noche pienso poner en ejecución una traza con la que me veré pronto lejos de este lúgubre habitáculo. Mas para lograr escapar necesitaba la ayuda de alguien que fuese hábil en el manejo del acero y que se enfrentarse a esos rufianes de los carceleros, que yo sólo soy diestro en el manejo de mis pies, y ni aun eso, que soy algo patizambo…
>>Me alegraron sobremanera las palabras que decía la voz de tras la pared, e interrumpiendo su discurso pregunté que cuál era ese plan, y en qué podía yo colaborar a darnos a ambos libertad.
>>- No tiene mi plan ni una pizca del ingenio que suelen tener los que trazan los fugados para escapar de prisión, que tiene más de paciencia y fuerza bruta. La paciencia la puse yo, del modo y manera que le contaré, y la fuerza la va a tener que poner mi señor el Teniente.
>>Cada día al atardecer, cuando el sol ya traspone el horizonte pero aun hay algo de claridad, que tengo en mi celda un ventanuco pequeño y con más barras que Aragón por el que sé si es de día o de noche, y por el que me entra tanta luz que aun me permitiera leer un libro (si tuviese alguno y supiese leerlo); el caso es que cuando llega ese momento del día, entra un carcelero en las celdas a dejar un poco de sopa en una vasijilla de barro, una jarra con agua y un trozo de pan rancio; y esta es toda nuestra comida. Cuando llevaba aquí unos días dime cuenta que la sopa estaba hecha por algún otro ingrediente aparte del agua fría, y fue que encontré en ella un garbanzo duro como un diente. Como no pude mascarlo y tragarlo no quise, dióme por guardarlo. A los dos días apareció otro en la misma sopa; a los cuatro, aparecieron dos; y así continuaron apareciendo durante todo este tiempo, y todos los fui ocultando en un rincón. Ahora tengo no menos de ciento cuarenta pedernales. Había pensado meterlos en el hueco de la media que tengo menos gastada, enrollar bien el bulto resultante, y utilizar el invento como nunca visto rompecabezas, usando como asa el extremo superior de la prenda. Cuando hoy se ponga el sol y venga el carcelero, disimularé un rato cantando ese aire que comienza:

Puso don Juan una dueña
a su hija por que cuidara
que de honesta no pasara,
y es ella la que le enseña.

>>Que de nefastos que son los versos y lo mal que yo los canto, seguro que no sospecha que tramo intriga alguna. En cuanto se confíe me vendré sobre él con tan mortífera arma. Luego, una vez le tenga reducido, le quitaré la espada y el manojo de llaves de las celdas, y me daré libertad a mí, y después a vuesa merced. Y ahí empieza su cometido, que tendrá que tomar la espada y poner al resto de la guardia de la prisión de espaldas al suelo. Dígame ahora, si ya ha dejado de lamentarse, ¿qué le parece mi plan?
>>Y parecióme tan bueno que convine en todo lo que dijo, y en que lo ayudaría a poner patas arriba a cuantos guardias hubiera en la cárcel, y aun al mismo Cerbero si escapar nos impidiese de aquel nuevo Tártaro.
>> Llegó la hora esperada y pude escuchar como el guardián que se encargaba de dar la cena iba abriendo las puertas de las celdas con un rechinar de hierros malhumorados y chillones, que eran las cerraduras y los goznes (que más que goznes parecían gozques). Llegó al fin el instante en que le tocó entrar en la celda del Hoces, y empecé a escuchar la vil canción:

Puso don Juan, etcétera

>>Y oí como el guarda le reconvenía pronto, sin dejarle acabar la redondilla, y le decía que por su vida dejara de cantar tan desafinadamente o no tenía más remedio que traer el garrote gordo con que darle algo por que llorase de tan espantosa manera. Acto seguido distinguí un “¡Aquí será Troya!”, que debió de ser la frase con que mi amigo tomó fuerza y atacó, pues inmediatamente sonó la fortísima y garbancera coz del Hoz, y el caer al suelo de un cuerpo inerte. Díjome luego a través de la pared:
>>- Por Dios vivo que he cumplido mi parte; no es menester ahora más que mi buen Teniente cumpla la suya.
>>A lo que yo dije:
>>-Busque, amigo Hoces, busque la espada del guardián y la llave de mi celda y verá cuán rápido y a salvo llevamos el gato al agua; mas dése prisa, que me parece que oigo voces venir por el pasillo, señal de que han oído el alarido suyo, y el garbanzazo.
>>Y tomó la espada del desmayado y el manojo de llaves, y pronto viose libre de su celda; pero cuando intentó abrir la mía, tras probar con rapidez las cinco o seis llaves que estaban sujetas en el anillo de hierro, díjome, tremendamente asustado, pues ya venían los guardias casi doblando el recodo del pasillo:
>>-¡Ay de mí, desdichado! ¡Que falló el plan, Teniente! ¡que aquestas seis llaves son todas más chicas que la cerradura de su puerta, que es tan grande, a lo que imagino, como la que guarda las riquezas del duque de Lerma!
>>-Ya llegan los guardias. Rápido, ¿ve mi brazo, que dificultosamente asomo por la rejilla de la puerta?
>>-¿Cómo no habría de verlo si lo tengo justo delante y acaba de arañarme la nariz?
>>-Pues ponga la espada en mi mano y apártese, que desde aquí y tan incómodamente, a pesar de estar tan lleno de magulladuras, golpes y llagas, venceré a cuantos vengan.
>>Y tal hizo. Me puso la espada en la mano justo cuando aparecían tres guardias doblando la esquina, que gritaban: “¡Ténganse presos, ténganse, que nunca hubo escapada de esta cárcel sino fue la del alma de los penados cuando huye del cuerpo!” Y diciendo tal, acometiéronme los tres a la vez con gran fiereza. Mas desconocían que encontrarían en mí tal denuedo en la resistencia: era yo, en cierto modo, invencible, pues tenía un broquel de dos dedos de hierro de espesor y que medía no menos de siete pies de altura por cuatro de ancho. Así que estaba a salvo de cuchilladas, y no tenía más que cuidar que no me alcanzasen el brazo ni resultase herido mi nuevo amigo, al que protegía como si fuese la vida propia. No tardé en despachar a los tres guardianes: al uno de un tajo lo dejé pelado como a bruja, pues le arranqué el sombrero y toda la cabellera. Debía de ser presumido, porque cuando vio sus cabellos rubios y largos en el suelo, escapó gritando “¡ay de mí, que soy calvo!”; a otro, después de recortarle las puntas del bigote, que noté que las tenía asaz largas y despeinadas, le corté una oreja y, como era de asas (NOTA AL PIE: asa, en germanía, oreja) muy grandes, quedó muy descompensado, perdió el pie y dio con sus huesos en el suelo. El último, al ver los tremendos desmanes que a sus compañeros había ocasionado, echó a correr de puro miedo gritando “¡Ah, si así puede un solo brazo del Teniente, qué no podrá el Teniente entero!”.
>>No sigo contando más. Baste decir que el desorejado que estaba en el suelo plañendo tenía la gigantesca llave siete bajo la que yo estaba guardado colgada del pecho. Quitósela mi amigo Hoces pronto, y me sacó de la celda. Salimos por los pasillos y subimos la escalera sin impedimento alguno y pronto llegamos al exterior, donde nos vimos horros al fin. Ya era anochecido. Corrimos hacia el campo. Díjome cuando hubimos llegado cerca de una colina que hay a las afueras de la villa: “Ah, buen amigo, aquí debemos separarnos. Vuestra merced volverá, supongo, a servir a esa semidiosa bienhechora de estos lugares, que siendo mujer lucha mejor que mil hombres, y que pone un claro de bondad y justicia en tan encapotado cielo de infamia. Yo partiré al Portugal, que conozco bien la lengua que se habla en aquel territorio de España, y luego de allí bajaré y cruzaré la frontera de Dinamarca donde vive mi hermano con su familia, y allí me veré libre de todo peligro y permaneceré hasta que pasen unos años y todo se olvide y pueda volverme a mi querida patria.”
>>Y tal cosa hice, y aquí estoy ahora postrado, lleno de cardenales (y aun de papas) desde hace seis días. Y desde aquí mil venturas les deseo a mi buen amigo Hoces y a su familia.

Mucho me reía por lo bajo con los desaforados disparates que contaba aquel farsante; pero cuando escuché el último, no pude remediar comentar:
-Teniente, mal podrá pasar la frontera de Portugal a Dinamarca vuestro amigo si no es en sueños, que la una y la otra tierra están a no menos de cuatrocientas leguas.
A lo que él replicó calmosamente:
-Si está confundido será problema suyo, que no mío. Ya desandará lo andado y volverá de tierras portuguesas para ir a donde quisiere. O al llegar allá a territorio luso que busque a alguien y pregunte, que preguntando se llega a Roma. Y si se llega a Roma, también se llegará a Dinamarca, a lo que imagino.
Habló también Picio, cuyas carnes de la panza no paraban de temblar, dando muestras de que estaba riéndose para sí:
-Ay, amigo Pedro el Teniente, que cuando a mí me contaste la historia eran lantejas y no garbanzos las legumbres que tu amigo juntó y que más tarde procuraron tu salvación.
A esto respondió el soldado:
-Tanto da lantejas que garbanzos, pues, ¿no estoy libre al fin y al cabo?


F.F.Q., Alma del Infierno (2005)

martes, noviembre 07, 2006

Dos canciones de paul simon.

Ahí va la traducción cutre de dos canciones de Paul Simon. Fueron compuestas en 1964 mientras Simon vivía en Londres. Ambas pertenecen al legendario álbum de S&G Los Sonidos del Silencio(1966), aunque también están cantadas por Simon en solitario en The Paul Simon Songbook que publicó en Londres en 1965.
La primera, Leaves That Are Green, es una sencilla y preciosa canción que habla de lo efímera que es la juventud, la vida. La segunda habla de esas personas que, desde la más frágil vulnerabilidad, tratan de volverse invulnerables... (nota: el video no tiene nada que ver con la canción. sólo son imágenes editadas de S&G)
*************************




Tenía veintiún años cuando escribí esta canción;
Tengo veintidós ahora, pero no será por mucho tiempo.
El tiempo se apresura.
Y las hojas que están verdes se vuelven marrones;
Y se marchitan con el viento.
Y se deshacen en tu mano.

Una vez mi corazón estuvo lleno con el amor de una chica;
La abracé fuerte, pero se desvaneció en la noche
Como un poema que quise escribir.
Y las hojas que están verdes se vuelven marrones;
Y se marchitan con el viento.
Y se deshacen en tu mano.

Arrojé una piedra en un arroyo
Y observé las ondas expandirse
Y no produjeron ningún sonido.
Y las hojas que están verdes se vuelven marrones;
Y se marchitan con el viento.
Y se deshacen en tu mano.

Hola, hola, hola, hola.
Adiós, adiós, adiós, adiós.
Eso es todo lo que hay.
Y las hojas que están verdes, se vuelven marrones;
Y se marchitan con el viento.
Y se deshacen en tu mano.





SOY UNA ROCA.

Un día de invierno, En un intenso y oscuro diciembre;
Estoy solo, mirando desde mi ventana la calle
Cubierta por un silencioso manto de nieve recién caída.
Soy una roca, soy una isla.

He levantado murallas, una poderosa fortaleza
Que nadie puede penetrar.
La amistad no es necesaria; la amistad causa dolor,
Desdeño su cariño y sus risas.
Soy una roca, soy una isla.

No me habléis de amor,
Aunque he oído esas palabras antes;
Duermen en mi memoria;
No interrumpiré el sueño de sentimientos ya muertos:
Si nunca hubiese amado, jamás habría llorado.
Soy una roca, soy una isla.

Tengo mis libros y mi poesía para protegerme.
Estoy escudado en mi coraza,
Oculto en mi habitación, A salvo dentro de mi útero,
No toco a nadie, ni nadie a mí.
Soy una roca, soy una isla.
Y una roca no padece dolor.
Y una isla nunca llora.

cínico diccionario de términos políticos

Buenos días, ¿Tiene usté hijos en edá escolar? Pues que sepa que mantenerse informado en eso de la actualidad política es casi imprescindible contar con nuestro diccionario. Aquí una pequeña muestra. ¡Si lo compra hoy mismo, le regalamos peine!. (nota: en la muestra, los términos no están por orden alfabético)
*****************************

conservador: conservador, retrógrado, católico sectario.

progresista: conservador, retrógrado, nacionalista.

el pueblo ha hablado y lo ha querido así : dicho por un gobernante tras unas elecciones, viene a significar: "pacto con el mismísimo diablo con tal de gobernar y me limpio el culo con vuestro voto, pringaos"

fuerte sentimiento identitario: 1.fanatismo. 2. ignorancia. Ej: "en tal región (o país) hay un fuerte sentimiento identitario" =1 "en tal región (o país) hay mucho fanatismo". 2 "en tal región (o país) hay mucha ignorancia"

mi gobierno no mintió : aznarismo (anfibología falaz) , expresión que significa "mi gobierno mintió"

normalización: borroso concepto que viene a significar imposición, ilegítima coacción a la libertad de los individuos. Así, expresiones como "normalización de la vida política en Euskadi", "normalización de la lengua villatortejana", etc., vienen a significar: "harás lo que yo te digo, y más te vale callar o te tacharé de antipatriota"

pueden ustedes estar seguros, el gobierno cuenta con información, Irak posee armas de destrucción masiva = aznarismo, significa: "¿ha chasqueado los dedos Bush...? a mí me basta con eso para ir a una guerra, y a mi pueblo también, que pa eso mando"

genocidio, fascismo, nazismo, terrorismo, cámaras de gas, etc: palabras que, de tanto pervertirlas para dar a entender cosas completamente distintas, nuestros políticos han conseguido degradarlas. Eso es un tanto peligroso ( a la hora de calificar a los verdaderos genocidas, terroristas, o fascistas, parecerá que hablamos de osos amorosos).

leyenda urbana= expresión que designa a los asturianos que no encuentran trabajo en su tierra. Ejemplo: "María y Luis son leyendas urbanas" .Más que su significado, lo importante en esa expresión es que deja patente la vanidad, desprecio al pueblo, autismo, o, lo que es más probable, las malintencionadas mentiras de quien la profiere.

Izquierda Xunida= popular grupo humorístico. El discurso de sus miembros trata de entroncar con los tradicionales monologuistas asturianos pero, distando mucho de la gracia de éstos, intentan buscar un humor más idealista, más absurdo. Alguno de sus miembros ha aparecido de forma sorpresiva vestido con traje regional, con montera picona y todo, en algún acto oficial . (Un diccionario no hace recomendaciones pero, de hacerlas, éste les recomendaría que se acercaran a la obra de los Monty Python para mejorar sus chistes).

sentido de Estado= dícese que un partido político tiene sentido de Estado, cuando es capaz de velar por el interés del pueblo al que supuestamente sirve, por encima de discursos regionales e incluso de intereses electorales. En nuestro país hay sólo dos ejemplos de organizaciones con sentido de Estado: el Gremio de Taxistas Impertinentes (que engloba al 95% de los taxistas españoles) y Club de Fans de Torrebruno... (ambas organizaciones no son formalmente partidos políticos, así que sólo los nombramos en este diccionario a efectos pedagógicos).

irracional: adjetivo, aplícase en general a los argumentos del Partido Popular.

martes, octubre 31, 2006

¡visca Ciutadans! ¡ànim!

Cualquiera que cada cierto tiempo se asome un poco a los periódicos o eche un vistazo a los telediarios sabe que mañana, día de Todos los Santos, se celebran las elecciones al parlamento catalán. Muchos también quizá te nombren los cinco partidos que coparán el parlamento catalán: PSC, CiU (uno de los dos se llevará el gato al agua, aunque con toda probabilidad tendrán que hacer pactos), ERC, PPC e ICV.

¿He dicho cinco partidos? Quise decir seis, porque Ciudadanos de Cataluña, aunque ninguneado en las encuestas, tiene serias posibilidades de conseguir representación en el Parlament.

Desde antes incluso de su formación como partido seguimos con gran interés y tenue ilusión la trayectoria de Ciutadans (porque es bien difícil que algo te ilusione en la política española, donde cualquier persona mínimamente crítica comprobará que los partidos sólo se diferencian en las siglas, los sinvergüenzas suelen ser los mismos en todos) .

Ciudadanos nace debido al desencanto, porque muchos votantes se sintieron defraudados por el comportamiento de un PSC que en la pasada legislatura asimiló tesis nacionalistas (ignominioso para un partido que se autodenomine socialista y se califique de izquierda); a causa también de las opresivas condiciones de la política catalana, donde defender perogrulladas como "los ciudadanos, y no los territorios, son los sujetos de los derechos", o donde proclamar la igualdad entre los ciudadanos de un Estado (ya sabéis, Rousseau, constitucionalismo, liberté, egalité, fraternité, y demás ideales que -se supone- deberíamos defender todos) , lleva a que muchos te tilden como "de extrema derecha".

Más de 3.000 militantes, más de 12.000 firmantes del manifiesto inicial, encuestas internas que hablan de conseguir ese 3% de los votantes que implicaría obtener voz en el parlamento catalán (3 ó 4 escaños). Mucha suerte, Ciudadanos. Aire fresco en la política catalana (y española) es lo que hace falta.

nota: Aquí os pego un vídeo muy divertido en el que Albert Boadella, uno de los impulsores del nuevo partido, agradece a la prensa catalana el buen trato dispensado a Ciutadans durante la campaña.



Pd.- Por cierto que, tanto si mañana obtienen representación como si no, el candidato por Ciutadans, Albert Rivera -el más joven de la historia de cataluña - , ya ha dicho que el movimiento cívico está en marcha y se presentarán también a las próximas municipales y generales.

enlaces:
-página de Ciudadanos.
-blog de Arcadi Espada, destacado ciudadano.
-ciutadans en la prensa. Bitácora que ha seguido el trato que durante la campaña se ha dispensado al partido en la prensa.

lunes, octubre 30, 2006

Cincuenta años de la muerte de Baroja.

Hace hoy exactamente cincuenta años, moría en Madrid el autor de El Árbol de la Ciencia. Un despacho de la agencia Efe informaba dos días antes que don Pío Baroja y Nessi estaba en estado de máxima gravedad, habiendo perdido ya sus facultades mentales. Los médicos que le asistían, doctores Artete y Val y Vera, habían perdido ya toda esperanza de salvar su vida. "No se descarta que se produzca su fallecimiento en cuestión de horas.", decía la noticia.

La última voluntad del escritor vasco era que se le enterrase en el cementerio civil como ateo. Esto produjo un escándalo en la ultracatólica España de los cincuenta, recibiendo la familia de Baroja poderosas presiones para que se obviasen los deseos del fallecido, y que tan célebre personaje fuese enterrado "como Dios manda". Gracias a que sus familiares resistieron las coacciones de la intolerancia oficial, fue inhumado finalmente conforme a sus deseos.

Su ataúd fue llevado a hombros por dos futuros premios nobel: don Camilo José Cela y Ernest Hemingway. (En 1956, don Ernesto vino a España a visitar a un moribundo Baroja. Le dijo que estaba convencido de que el premio que le habían dado hacía dos años, pertenecía al escritor español).

A pesar de que la crítica anglosajona no lo reconoce, dicen los que de literatura saben que es innegable la deuda de Hemingway y otros escritores en lengua inglesa ( John Dos Passos por ejemplo) con la obra de ese genial escritor, ateo, melancólico, huraño y misógino, que fue don Pío.

Baroja en el cine:
Podéis bajaros con el emule la versión que Juan de Orduña hizo de su Zalacaín El Aventurero en 1955. Nosotros la hemos visto no hace mucho y, aunque no es una gran película - aparte de que no es fiel al texto (los carlistas no podían ser "los malos" en la España de los cincuenta), hay algún que otro inexplicable fallo en el guión -, sí merece la pena que se vea, por su ambientación y rápido ritmo, muy propio del cine de aventuras. Otro motivo para verla es que el propio Baroja, aunque doblado por encima por la voz de un actor, aparece en la película: hace de sí mismo, de narrador de la historia.

notas: - imagen, portada de una traducción norteamericana (1997) , del Zalacaín.

-enlace a un audiolibro del Zalacaín. (aviso, no está leído por una persona sino que es uno de esos irritantes audiolibros "sin alma" leídos por un programa de ordenador... aunque este programa parece mejor... y tiene hasta acento vasco y todo). Es ligero: ocupa unos 40 megas, ideal para vuestro mp3 ;) )
******************************************************
nuestro amigo Yarfoz, langreano literato y bibliófilo, a quien desde aquí enviamos una sonrisa de simpatía y agradecimiento, nos envía esta foto que se ha molestado en hacer a su ejemplar original de EL ÁRBOL DE LA CIENCIA (1911). Creo que el dibujo de la portada es un fragmento del famoso grabado Melancolía de Alberto Durero (1471-1528) (podéis pinchar para ampliar)

martes, octubre 24, 2006

dos gracias de Juan Valera.

Para relajar un poco, y como parece que hoy ya apenas nos tocan las narices los martínezelfacha esos tan valentones -cada uno más asturiano que el resto de asturianos juntos- de la llingua de cursillo (hoy sólo cinco cartitas bomba de nada :P ) , volvemos a la normalidad; seguimos con las gilichorradas de siempre, las que no llevan CFCs ni ftalatos, señora. Publicamos dos chistes otoñales del autor de Pepita Jiménez , Juan Valera (1824-1905). A ver si os hacen sonreír. =) un saludo.

******************

LAS CASTAÑAS.

El día de difuntos salió muy de mañana a misa una linda beata que la noche anterior, según es costumbre la noche de todos los santos, se había regalado comiendo puches[1] con miel y muchas castañas cocidas. Como era muy temprano y apenas clareaba el día, la calle por donde iba la beata estaba muy sola. Así es que ella, sin reprimirse, con el más libre desahogo, y hasta con cierta delectación, lanzaba suspiros traidores y retumbantes, y cada vez que lanzaba uno decía sonriendo: “¡toma castañas!”. Proseguía caminando, soltaba otros suspiros, y exclamaba siempre: “¡las castañas…, las castañas!”.

Un caballero muy prendado de la beata solía seguirla, hacerse el encontradizo, oír misa dónde y cuándo ella la oía, y hasta darle agua bendita al entrar en la iglesia para tener el gusto de tocar sus dedos. Iba aquel día el caballero tan silencioso y con pasos tan tácitos detrás de la beata, que ella no le vio ni sospechó que viniese detrás hasta que volvió la cara poco antes de entrar en el templo.

- ¿Hace mucho tiempo que viene usted detrás de mí? – dijo muy sonrojada la linda beata.

Y contestó el caballero:

- Señorita,…desde la primera castaña.

MILAGRO DE LA DIALÉCTICA.

De vuelta a un lugar, cierto joven estudiante muy atiborrado de doctrina quiso lucirse mientras almorzaba con su padre y su madre. De un par de huevos pasados por agua que había en un plato, escondió uno con ligereza; luego preguntó a su padre: “¿Cuántos huevos hay en el plato?”. El padre contestó: “Uno”. El estudiante puso en el plato el otro que tenía en la mano diciendo: “¿Y ahora, cuántos hay?”. El padre volvió a contestar: “Dos”.

-Pues entonces- replicó el estudiante-, uno que había antes y dos que hay ahora suman tres; luego son tres los huevos que hay en el plato.

El padre se maravilló mucho del saber de su hijo, se quedó atortolado y no atinó a desenredarse del sofisma: el sentido de la vista le persuadía de que ahí no había más que dos huevos, pero la dialéctica especulativa y profunda le inclinaba a afirmar que había tres.

La madre decidió al fin la cuestión prácticamente. Puso un huevo en el plato de su marido para que se lo comiera, tomó otro huevo para ella y dijo a su sabio vástago: “El tercero cómetelo tú.”.



[1] Puches: gachas (cocido de harina con agua y sal, que se puede aderezar con leche, miel u otro aliño.)


(fuente: programa HISTORIAS, RNE).

lunes, octubre 23, 2006

amenazando, que es gerundio...

Ains... hoy iba a publicar alguna otra aburrida cosa, pero he cambiado el post de esta semana debido a las circunstancias...

Uno está un poco acojonao porque, sin comerlo ni beberlo, vése insultado y amenazado por unos cuantos fanáticos debido a las razonadas y nada radicales opiniones que vierto en el artículo "Los Bables y la Llingua Asturiana". (Alguien -según me ha confesado- sin mala fé cogió el texto y lo publicó en el foro de un diario online (asturies.com) ).

(Como en el texto hago referencia a que vivo en Grado, otro alguien buscó en google "grado, llingua asturiana, blog, bable" o algo así, y ahí me encontraron. Y empezaron a pasarse el enlace entre los fanáticos de aquel avispero.)

Son eso, opiniones. y quieran que no, valen tanto como las adoctrinadas suyas, (aunque se crean que valen más porque las suyas las "adornen" con amenazas).

"voy a mandar el link a su blog a los compañeros de grao pa que le manden un ramo de flores",

dice uno de ellos.

Otro, más sutilmente, pero con parecida vileza, dice: "Valíate más quitar la semeya (foto) del to blog, que Gráu ye un pueblu pequeñu..."

fascista, reaccionario, nazi... mil cosas más.... ains, qué triste, ¿adónde vamos? puedo equivocarme como todo el mundo (es lo que pasa con la doxa, que no hay verdades absolutas, salvo las que tengan que ver con el respeto a los derechos humanos, que tenemos que considerarlas absolutas, aunque les pese a algunos), pero, no sé, tendré derecho a escribir lo que me salga de la tecla sin que por ello tenga que recibir amenazas, ¿o no?


Me considero demócrata, tolerante, y de izquierdas (joer, si soy de clase obrera)... y jamás trataría de intimidar a nadie por expresar unas ideas radicalmente distintas a las mías...

A esos que amenazáis, ahí os mando :) una sonrisa. Que sepáis que ni quito el post, ni el blog, ni mi careto de ahí. así que podéis seguir amenazando (anónimamente, claro, a escondidas, que es como se hacen esas cosas en vuestro mundillo)...

Un saludo.

sábado, octubre 21, 2006

¿Premios príncipe? ¡oso borracho!

Nos acabamos de pasear por un par de medios online extranjeros, con el único propósito de comprobar si había siquiera una pequeña noticia, (aunque fuese en letras minúsculas, tamaño font 1 en HTML) sobre los Premios Príncipe de Asturias. Hemos visitado el New York Times, y la BBC. Lamentamos descubrir que de los príncipe, nada. La noticia más destacada sobre España -casi la única, la otra es la cancelación del encargo militar de las patrulleras por parte de Venezuela-, es el supuesto "asesinato" cometido por el rey Juan Carlos, quien habría matado a un oso ruso, al que (supuestamente) habrían emborrachado antes con vodka, para que el monarca lo tuviese más fácil (amos, como las truchas de Franco cuando venía a pescar aquí a Asturias). El crimen habría ocurrido este verano, cuando los reyes visitaron el país de los Urales.

La Casa Real ya ha negado la noticia, que calificó como "absurda y surgida de una fuente sensacionalista".

http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/6070656.stm

La verdad es que la noticia no tiene nada más allá que el tonto sensacionalismo... Por si acaso la Bardot, defensora de los irracionales con piel, le ha dirigido hoy una carta al Juancar en la que le pregunta si a su edad no puede ya deponer las armas.

Si es que, esto de tener jefes de estado tan belicosos como el nuestro es un problema... En cambio, allá en Rusia, que tan preocupados parecen muchos por Mitrofan (así se llamaba el pobre animal, del que se está investigando su muerte para tratar de esclarecer los hechos), sus líderes son tan pacíficos que a los mamíferos omnívoros los dejan en paz... (siempre, claro, que no se apelliden Politkovskaya y se dediquen a darle a la tecla formando las palabritas que no deben y que puedan molestar a algún hijo de putin...)

(No recuerdo ahora si la Bardot le dirigió una carta también al presi de Rusia hace unos días cuando aquello...)

lunes, octubre 16, 2006

Los incontables asesinatos de Fernando Alonso.

Cada vez que se produce un crimen realmente truculento, uno de esos que horripila a la opinión pública, y si el asesino es un joven o muchacho aun púber (ya sabéis, el típico titular de: "Valencia: angelico se carga a sus padres, a su tía abuela y al canario de la familia con unos nunchakus"; o bien aquel, también clásico, de: "Valencia: jovencita, émula del joven los nunchakus, se carga a varios compañeros de clase con unas estrellas ninja. `Amo a Borja, es un incomprendido´, dice la musasa"); cada vez que una salvajada de esas sucede, todos los medios buscarán culpables, bien con las declaraciones de un experto en Gilipollología por la Universidad de Ronda, bien poniéndote un gráfico con unas estadísticas que relacionan -de forma irrefutable- las churras con las merinas, y conclurián que el execrable crímen del adolescente ejemplar es culpa de la televisión, de la violencia en televisión.

Más abajo en el mismo artículo, no sabemos si aportado por el experto de marras -profesor de Psicología de la Comunicación Audiovisual , Máster en Nubes de Humo y Silbos de La Gomera- o por el despejado periodista, se sugerirá también que todo puede ser consecuencia de la violencia en el cine, muy vinculada a la TV.

Justo al final del artículo, tras decirnos que nadie hubiese pensado eso del pobre Borja (ahora tristemente huérfano), que era un niño completamente normal, muy inteligente, cariñoso, y estudioso (por ejemplo, le encantaba la biología: diseccionaba por su cuenta cachorritos vivos desde muy niño; y la física: desde niño hacía experimentos gravitatorios lanzando cachorritos vivos por la terraza del quinto piso en que vivía ), apuntará como tercer posible culpable de la inusual reacción de Borja ese infernal e idiotizante invento de los videojuegos; dejando claro en todo el espíritu del reportaje, que los tres elementos -cine, televisión, videojuegos-, y hasta otros posibles (juegos de rol, colecciones de cromos macabros, ciertos cómics; de los caramelos petazeta, los naranjitas...) pueden ser también, en último término, la causa de los asesinatos.

Seguro que habéis leído/escuchado/visto muchos reportajes de ese estilo. Es lo que te encuentras en los medios cada vez que ocurre uno de esos sucesos tan atroces.

Ahora imaginad otro asesinato igualmente truculento pero muchísimo más habitual y no sólo localizado en la Comunidad Valenciana: gilipollas haciendo el indio con el coche a nosecuántos kilómetros por hora por encima del límite de velocidad permitido, mata a unas cuantas inocentes y desconocidas personas -niños incluidos- que venían tranquilamente en su coche por el otro carril, o que paseaban por la acera.

El mismo día que se publica en la prensa en un recuadrito de nada en la sección de sucesos la noticia del accidente y de la muerte de esa familia en Burgos, aparece en portada y a cuatro columnas que Fernando Alonso gana el Gran Premio de F1 de Tineo. "Ganemos", declara el asturiano, orgullosamente.

Nadie en la prensa establece el probable vínculo. El asesino motorizado, el imbécil sin entrañas, el tonto del tunning, seguramente iba como un loco por imitar a su héroe del alma, el Ferlonso de las narices, tras flipar viendo en telecinco cómo el asturiano adquiría prez imperecedera con la incomparable hazaña.

Entonces no hablan expertos en Sicología sin P en los cursos de verano de la Universidad de Yernes y Tameza; ni nos regalan el cerebro con un ingeniosísimo artículo de síntesis de un joven y talentoso periodista que busca culpables hasta en el tebeo (¡ literalmente!); porque entonces no hay culpables. Ni de lejos se atreve nadie a echar las culpas, de un lado al tonto del tunning, que bastante tiene ya con el disgusto de haberle destrozado el coche a su padre y con que le van a quitar cuatro puntos de carné... (Si se mira bien, tan culpable es él como los otros... los accidentes pasan: cosas de la vida, que está to predistinao...), ni mucho menos al famoso piloto cuya técnica trataba de emular el accidentado.... (En este caso, además, el asesino ni siquiera tendrá que irse unos meses a un reformatorio, como Borja el huerfanito.)

Ciñámonos sólo a los imbéciles emuladores: de un lado el de los nunchakus, del otro los cientos de sanguinarios flipipaldis que asesinan a mucha gente cada año en nuestras carreteras. ¿Dónde es más fuerte el vínculo del imitador con el modelo a imitar (el Doom3 y Tarantino en un caso, el afamado piloto asturiano en el otro)? Yo me atrevería a decir que es mucho más evidente (y sobre todo, más cotidiano) ese vínculo en el caso de los tontos del tunning con su ídolo..., pero, ¿quien osaría decir eso? (quizá algún tontoelhaba en su blog, y nadie más.)

Así que, señores periodistas, o aplican la misma lógica y el mismo arbitrario rasero a todos los crímenes inmotivados y cometidos por imbéciles profundos ( violencia escolar como reflejo de la violencia en el fúbol, violencia machista debido al programa de Maria Teresa Campos, por poner más ejemplos tontos), o váyanse a freír puñetas.

NOTA: imagen, el Fernando Alonso ese tan famoso (que, junto con Leti y Melendi, bien se sabe, tanto ha hecho por los asturianos), en silla de ruedas por haber jugado al mario kart.