miércoles, abril 04, 2007

Otro más.

"Desde mi niñez no he sido como otros han sido."
EDGAR ALLAN POE.

El hombrecillo salió de entre los restos de la redoma.

-¡Me has liberado! –dijo al espantado joven con su vocecita de gatín recién nacido-¡ Me has liberado! ¡Creí que no saldría nunca de esa asquerosa prisión!
-Yo… yo… he tropezado… se ha roto… yo… lo siento.
-¿Lo sientes? ¿Bromeas? ¡Me has liberado! Te concedo lo que quieras. Pídeme lo que desees y te será concedido.
-Pero…,¿qué? ¿Estoy soñando? Estas cosas no suceden en la realidad…
-¿Qué quieres?, ¿riquezas sin fin?, ¿una hermosa esposa?, ¿imperecedera gloria?. Todos esos son trucos tan fáciles para mí como para ti chasquear los dedos o silbar un aire. Dime lo que quieres y te será concedido… ¡Pero no tardes…!: sin estar en contacto con el compuesto que en el interior del recipiente puso el maldito marqués de Villena, quien ahí me encerró, pronto me evaporaré y no podré ver ni conceder deseos a los mortales.
-Yo…
-¡Rápido!
-Esto…
-¡Pide y te será concedido!

¿Qué pediríais vosotros a un genio que sale de una botella? ¿acaso riquezas, buena salud, larga vida? Quizá éxito en el amor, o fama y reconocimiento por parte del resto de los hombres… ¿Sabéis lo que pidió el atribulado joven que en la antigua biblioteca tan sin querer acababa de romper un viejo y por mucho tiempo oculto tarro? No, no podéis imaginarlo… ni comprender tampoco por qué pidió aquello:

-Mágico ser, concédeme no haber nacido.
-¿Cómo? ¿ que te conceda… qué?
-No haber venido al mundo, no haber sido… no haber nacido.
-¿No quieres poseer ingentes cantidades de dinero? ¿no quieres amar a una hermosa mujer? ¿no quieres que tu nombre sea escuchado con admiración en todo el orbe y quizá durante muchos siglos?
-Quiero lo que he pedido.
-Pero, ¿por qué? –dijo el hombrecillo, algo decepcionado -: Tú me has hecho un bien, y pretendes que te cause un mal.
-No, simpático ser, no es ningún mal lo que te pido. Escucha: soy un soñador. Durante toda mi vida no he hecho otra cosa que soñar: soñar que amo, soñar que me divierto, soñar que vivo… Pero, claro, sin haber amado nunca, sin haberme divertido nada más que un poco en mi niñez…, sin haber vivido realmente… porque no sé vivir, soy demasiado pusilánime, demasiado triste, y no sé cómo hacerlo… Y los sueños, vívidos e intensos en la adolescencia y juventud, van agrietándose y perdiendo color a medida que uno se hace adulto; van secándose y perdiendo lozanía… ; se marchitan y dejan de cumplir su función, dejan de remedar la luz de la vida para pasar a mostrar al cabo de cierto tiempo las pavorosas tinieblas de la muerte. Si un sueño no puede imitar a la vida, y regalarle el brillo y luz de que ésta carece, no es sueño. Si la vida no se adorna con los sueños, queda un mundo gris, desolado, feo…, horrible. Y las riquezas poco pueden hacer para darle brillo si mis sueños se van apagando… ¿El amor? No conozco el amor… y es demasiado tarde para eso: perdí ese tren… y ya no pasan más. ¡la gloria!¡menuda tontería, no me hagas reír!... Concédeme lo que te pido, por favor: si no hubiese nacido nunca, jamás hubiese sufrido. Y, si me das lo que te pido, mis familiares no padecerán pena alguna porque me haya ido…, simplemente nunca habré existido.
-Me dejas consternado… pero, en fin, puesto que es lo que quieres, te concederé lo que pid…

Pero aquel ser que semejaba a un hombre diminuto había ido paulatinamente desapareciendo, y desapareció por completo justo antes de conceder tan extraño deseo a nuestro amigo el soñador.

La melancólica nube que siempre solía haber en el ceño del muchacho se oscureció un poco más. Miró los pedazos de loza que hacía un par de minutos formaban un antiquísimo recipiente y que su torpeza había hecho añicos.

-En fin – se dijo – otro sueño roto.

*****************+
imagen: redoma italiana del siglo XVI
************************

12 comentarios:

eva dijo...

Bueno, pues yo le diría al protagonista de tu cuento que vuelva a ver "Qué bello es vivir" ... que por cierto tienes un post muy bueno de la película en tu blog ;)
besos

M. Imbelecio Delatorre dijo...

HOLA, EVA. acias por todo :)

beso

Persiles dijo...

Curiosos texto, de esos que me encantan y rezuman optimismo.

Saludos.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

Persiles (a.k.a.Periandro, a.k.a Armando):D jaja, cabroncete ;)

sí, jeje, los cuentos pierden el brillo y el optimismo si no usas abrillantadores de ánimo Tenn . (jaja, igual me odias después de ver ese vídeo tan malo... pero creo que te reirás, de lo malo que es)

gracias :) por todo.

te deseo lo mejor.

PD.- deberías poner un email en tu página, ;) a veces algún lector puede querer insultarte, intentar que entres en la religión mormona, o venderte enciclopedias o seguros de decesos (o enciclopedias sobre seguros de decesos)..., ¿no crees?

:) una sonrisa.

Peca dijo...

¿Y quién a veces no vive un poco de los sueños?.Lo que hay que evitar es dejarse llevar por ellos.Yo entiendo al protagonista, su deseo, después del sufrimiento que padece es muy lógico.Lo que no sé es si tanto como para desear no haber nacido.
Un besuco

M. Imbelecio Delatorre dijo...

acias, Pecuca :) por tu inteligente comentario. El problema es que él se deja llevar SIEMPRE por esos sueños, sin cuidar para nada la realidad... en la que es muy torpe. Así le va...

besazo.

Persiles dijo...

El vídeo tiene su miga no te creas. Además saben usar los recursos sabiamente, desde el primer plano, encontré 2 poderosas razones para verlo entero.
Mi corazón se dividía.

Jajajaja.

Saludos.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

contundentes razones, sí señor... ¡y no caben argumentos en contra!. mi plano favorito es el de la nevera :P

jeje, un saludo.

La Villa de Grado dijo...

Gracias por el enlace que has creado "en enlaces enlazados" hacia la web de imágenes de
Luis M.Lafuente, realmente tienes un blog de lo mas original, atípico diría yo.., enhorabuena, en éstos tiempos que corren es dificil hacer algo innovador, es el caso..
Saludos amigo
Luis Lafuente

M. Imbelecio Delatorre dijo...

Hola, Luis, gracias a ti por compartir esas fotos tan chulas con todo el mundo a través de internet :)

Antes tenía todos los enlaces juntos, pero los he separado: he puesto en un grupo los amiguetes de los blogs que me enlazan a mí, y a los que simplemente devuelvo el favor, sin entrar en su calidad. Y luego esa otra sección, que tú encabezas con tu maravillosa página, que sí he escogido por su calidad. Por cierto, algunos amiguetes por internet me han dicho por correo que les ha gustado muuuucho tus fotos.

Gracias por tus elogios sobre mi blog... pero no tiene pretensiones de ser "bueno", ni de ser original.... por eso se llama como se llama.

:)me ha hecho mucha ilusión tu post. Te deseo lo mejor.

carlota dijo...

A mí no me engaña...conozco perfectamente el mundo de los duendes y ninguno se esfuma así como se ha inventado usted...así que cuénteme ese final omitido, en que el duende cumple el deseo del joven, y éste llega a un mundo en el que se encuentra con todos sus sueños hechos realidad...:) un besito.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

:D