sábado, abril 14, 2007

...tamos a catorce



Hay gente que con envidiable buena fe cree que instaurando la III República se resolverían todos los problemas de la España de hoy: desde la omnipresente corrupción hasta las problemáticas tensiones territoriales. Esas voces argumentan que los españoles tomarían así en serio su nuevo estatus de ciudadanía, y se implicarían más en la vida pública, mostrando menos hartazgo que ahora, y estando más atentos a la censura de los vicios de los políticos, tan sangrantes hoy día. Seamos adultos: eso no sucedería así. Queramos que no, la clase política no cambiaría radicalmente ( Además, el Jefe del Estado en vez de ser el que ahora tenemos, al que más o menos casi todos los españoles respetamos, sería Rubalcaba o Zaplana * escalofrío * ), todo seguirá siendo más o menos como ahora: salvo excepciones, los mismos caraduras, las mismas vilezas, las mismas mentiras, las mismas corruptelas... Como decía Quevedo al final del Buscón:

"Decidí pasarme a las Indias, a ver si mudando mundo y tierra mejoraría mi suerte. y fuéme peor, pues nunca mejora de estado quien muda solamente de lugar y no de vida y costumbres"

Trasladado a nuestro caso, la vida y las costumbres políticas seguirían, a pesar de la novedad del cambio, más o menos igual.

Pero, dicho esto, no está de más recordar tal día como hoy, catorce de abril, que el Estado ha de ser verdaderamente laico ( la derecha censura el "laicismo" de Zapatero, pero yo no lo veo por ningún lado...: las distintas iglesias están muy contentas con la financiación pública...); que, aunque todos estemos en deuda con don Juan Carlos por habernos traído la democracia, esta deuda no tiene sentido que se traspase a sus descendientes; y que algún día los ciudadanos tendremos derecho a elegir la forma de gobierno (aunque sea indirectamente, como por ejemplo dentro de unos años cuando se plantee en un referéndum la modificación de la Constitución para que las primogénitas puedan ser reinas... un "no" mayoritario entonces plantería problemas y quizás abriría la puerta para otro referéndum ...).

Un saludo. Feliz día.