sábado, octubre 06, 2007

las cocedades de El Cid

-Fiel Babieca, cuyo acerado filo me ha hecho vencedor en cientos de combates…
-Señor, os habéis vuelto a confundir: vuestra espada no se llama Babieca…
-Insolente Tizona: cállate. No acepto consejos tuyos: ¡los caballos no hablan!
-¡Je!, tampoco los muertos ganan batallas…
- (calmándose) Bueno, bueno, quizá tengas razón, crinillas a la mar.
-Abrázame otra vez, Cid mío, y no mires más a esa fea espada.
-Sí, mi amor, pero será nuestro secreto: ni una palabra de esto a Bellido Dolfos.
-Mi señor: os volvéis a confundir de nombre; creo que os referís a Doña Jimena, vuestra esposa.
-¿Eh? ¡ Espada insolente, deja de pronunciar el nombre Delaviuda en vano o te rebanaré el pescuezo con un tajo de mi caballo!
****

6 comentarios:

eva dijo...

Jjajajja, qué bueno :D
Me ha recordado un poco a esa vieja historia en la que el Rey Arturo empuñaba a Ginebra y se emborrachaba bebiendo excalibur. Aunque tu historia me gusta más ;)
besos

Ñoco Le Bolo dijo...

Si Babieca montaba a Tizona.
¿Estaban liados Bellido y el Cid?
Bueno, los dulces de doña Jimena los estaba probando Alfonso VI.
Y mientras, los molinos de Dulcinea abanicaban a Rocinante que añoraba a Tizona, que le engañaba con Babieca. Sancho de viaje para hablar con el Moro Muza acerca de una ínsula en el reino de Valencia y una pizzeria a medias con Viriato, qu ehabía empeñado las ovejas para tal negocio.
Firmado Nod Tejoqui.

Sintagma in Blue dijo...

Ojito que Alvar Fáñez es muuuuuuuuy celosón!

Coco Becerra dijo...

Ilmo. Sr. D. Imbelecio:
Acabo de leer una entrada en un blog que usted desconoce y que me ha parecido intragable por la lógica sequedad cartesiana de sus planteamientos. Absolutamente detestable.
Como sé que, precisamente, estos son los asuntos que le incumben, dejo de decírselo a usted y corro a comentárselo al primer desconocido que me cruce en la cocina de mi casa.

Los pasos que no doy dijo...

Madre mía, cómo están los cuerpos¡

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola!

Eva, conozco a la perfección la historia de El Rey Arturo, y no recuerdo que ningún caballero llamado Tenerife bebiese a esa dama llamada Vodka que vos decís, fermosa pincesa.

Ñoco: me encanta la gente a la que le gusta poner las palabras patas arriba. ¡vivan los anagramas!

sintagma: molas más tú que Sofía Loren y doña Urraca juntas.

Coco: lo que más me gusta de ti es esa capacidad tuya para dar con los deditos en el teclado de tu ordenador, y escribir cosas tronchantes :).

los pasos que no doy: deja los cuerpos incorruptos, que es como tienen que estar. (por cierto, como método anticonceptivo el "cuerpos incorruptos" es poco recomendable... -fíjate que sólo la iglesia lo recomienda- mejor usar preservativo )