lunes, abril 03, 2006

un poema de todo-a-cien...

Dame un trozo de sonrisa
bien envuelto en tu pañuelo:
quisiera darte yo el cielo,
la luna, el tiempo y la brisa.

Dame un pedazo de llanto
en cristal embotellado:
verás con cuánto cuidado
lo transformo en dulce canto.


(imagen: Pensiero Malinconico - Pensamiento Melancólico - de Francesco Hayez (1791-1882) )