martes, marzo 13, 2007

el sabio sinvergüenza

DivShare File - El_Sabio_Sinvergüenza.wav (descarga de Audio)

-¡Oiga, no se cole!
-señora… no se dice “cole”, sino “cuele”.
-¡Este tío se está cuelando!
-En este caso, señora, no se dice “cuelando”, sino “colando”.
-¿A mí qué me importa cómo se dice? ¡El echo es que usted se ha colao!
-Señora, ha dicho usted “hecho” sin hache…
-¡Y qué sabe usted lo que he dicho, si la hache no se pronuncia!
-Ah, yo sé muchas cosas, señora; soy doctor en literatura…, un hombre sabio.
-Sabio y resabiado, por lo que beo
-Ahora ha dicho “beo” con be, por decir “veo” con uve.
-¿pero, qué? ¡otra vez! ¿qué sabe usted si digo las cosas con be o con uve, si se pronuncian igual?
-He leído tanto, tanto, tanto, señora, que imagino las conversaciones como si estuvieran escritas en forma de diálogo literario, con guiones y todo.

La señora recordó que tenía prisa, ya que había dejado las lentejas en el horno, y dijo al empingorotado sabio:

-Oiga, haga el favor, vuelva a su sitio en la cola, que tengo prisa…
-Ya, ya sé… tiene prisa porque ha dejado las lentejas en el horno, ¿verdad?
-¡Oiga! – exclamó la señora con gran susto - ¿Y usted cómo save eso?
-He leído mucho, señora; ya se lo he dicho. No lo sé explicar: algo me dice las motivaciones de la gente. De hecho soy experto en algo parecido: mi tesis doctoral versa sobre el Destino en la literatura… Naturalmente, el fatalismo en un libro no tiene nada que ver con el real; el del libro viene dado por la trama, por el autor, que es el demiurgo de aquel universo, el único dios que en él crea y destruye. Cuando un personaje en un libro se queja de su infortunado destino o de su complicado pasado, sospecha algo… no lo sabe formular racionalmente, pero vislumbra que detrás de todo no hay ni Destino, ni Dios, que es todo demasiado inverosímil; sospecha que toda su vida ha estado movida por otras fuerzas menos grandiosas que las de Dios y la naturaleza…

-No hentiendo ni una palabra de lo que me dice; pero que sepa que me parece usted un sinvergüenza…
-¡Ah, la moralidad…!: no es tan sencillo, hay muchas clases de moralidad, señora…
-¡sí señor, un sinvergüenza!- repetía la señora, sin escuchar las justificaciones del erudito.

Pronto fue el turno del hombre en la pescadería en que tan deshonestamente acababa de colarse. Pidió lenguado. Algo le dijo que le daban fletán en vez de lenguado (que es como en las pescaderías te dan gato por liebre); también sospechó que le daban gambas gordas por langostinos; y anchoas con un par de días, habiéndolas más frescas…

Se despidió de la señora educadamente (quien seguía imprecando en voz baja) y, saliendo de la pescadería, y renegando contra la falta de moralidad de los pescaderos, volvió al cabo a sumirse en sus lúgubres y tormentosos pensamientos, reflejo de la sospecha de que su vida no era real… No, no era real… No podía serlo.

Y es que mi sabio sinvergüenza intuía, sí..., intuía un demiurgo torpe, triste, delgado, y con chepa.

10 comentarios:

Sintagma in Blue dijo...

Sólo hay una cosa peor que un doctor en literatura: dos doctores en literatura.

ejem


(fantástico escucharte)

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola, sintagmi :D

jaja, ¡acias!. ¿ tengo mucho acento asturiano? me dicen que sí, que se me nota :D

un beso.

eva dijo...

jo! pues ahora cuando esté esperando en el super y alguien me dé conversación, me sentiré incomoda al pensar que me puede "ver" mis faltas de ortografía o que me dejé el pavo en la lavadora :(

jaja es buenísimo!!

saludos!!

eva dijo...

jo! pues ahora cuando esté esperando en el super y alguien me dé conversación, me sentiré incomoda al pensar que me puede "ver" mis faltas de ortografía o que me dejé el pavo en la lavadora :(

jaja es buenísimo!!

saludos!!

M. Imbelecio Delatorre dijo...

acias, eva por leer mis tonterías y por tu acioso comentario.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

acias, eva por leer mis tonterías y por tu acioso comentario.

carlota dijo...

¿tiene usted chepa? pena no haberle conocido antes del 6 de enero...voy a intentar escucharle, cosa que dudo, pues mi ordenador seguramente no va a poder, pero lo intentaré...en tal caso, le haré un comentario sobre su acento...Por lo demás:
- cuando pueda me da la receta de lentejas en el horno...por variar.
- vaya un picajoso su protagonista, encima de colón, tocapelotas con la pobre señora...yo le hubiera dado un bolsazo, de los de con plancha dentro...aunque ahora que lo pienso...creo que no tengo faltas de ortografía...da igual, por colarse y adivinar el pensamiento. (Bien que hizo el pescadero en colársela...a mi no me cuelan ni una...igual es que le vió con bigote...por si acaso, voy a afeitarme, que ya toca). Por cierto, usted dijo el otro día: gracias por leer mis tonterías...pues lo mismo le digo, jeje.

carlota dijo...

Pues no sé: se me abre un reproductor de windows media, pero oiga, ahí no se oye nada...igual es por mi ordenador...pues nada, ya lo intentaré más tarde. Un abrazo.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola, Carlota:

-la chepa es figurada.
-el bolsazo con la plancha dentro es un recurso típico de los dibujos animados, lo que me hace sospechar que usted también es figurada.
-su bigote es figurado.
-sus tonterías también son figuradas... porque son tan buenas y están tan bien dichas que ni tonterías son, sino grandes sonrisas (o pequeñas carcajadas) en forma de palabra.
-no hay ningún problema con el audio. lo he comprobado... luego también eso es figurado, ¡figúrese!

beso :)

carlota dijo...

Oigaaa!!! lo del reproductor será figurado en su ordenador...en el mío ni torta...es más...a los de doremi tuve que escucharles en un cyber, aquí no podía...y las lentejas...también son figuradas???lo de su chepa y mi bigote, una pena...hubiéramos hecho un duo bonito...pa'l circo por lo menos. Un besito, disfrute de su domingo...figurado o no :)