sábado, marzo 08, 2008

en el que el osado Imbelecio, completamente desarmado, desafía a un poderoso virus.

7 comentarios:

carlota dijo...

ja! es usted un valiente, pero me parece que tal desafío y provocación no ha servido de nada, porque el tal Virus es un zorreras y se le ha introducido igual... ¿le mando unos sobaos para que se le pase primero? un besito.

Yayo dijo...

probe virus, nu sabe donde se mete

Ñoco Le Bolo dijo...

No debiera usted depilarse tanto la nariz. Me han dicho que los virus son torpes entre los pelos, que la mayoría se quedan enamorados de ellos.
Estornude usted buen señor.

Manuman dijo...

Da la sensación de que el virus seamos nosotros, que nos colamos por sus vías respiratorias...

M. Imbelecio Delatorre dijo...

¡hola!

toda vigilancia es poca contra la amenaza de los seres moleculares.

-carlota :) es sabido que los sobaos tienen componentes antigénicas (dependiendo de la casa donde se hagan, "antihigiénicas" también pueden ser), que los hacen ideales para curar un resfriado común, gripe, dolor de ingle, cataratas, enfermedad de Lyme, gusa, muslos mal torneados, tortículis, salivación excesiva... incluso si se huelen mientras se hacen en el horno pueden llegar a curar la muerte. beso.

-yayo: ese sí lo sabía que había hecho reserva y estaba perfectamente informado de todo (hasta del overbooking).

-ñoco: no me depilo, jeje, es que el móvil tiene mala definición.


-manu: esa sensación se ha conseguido gracias a un complejo mecanismo de anclaje de la cámara a la cápside del virus... algo que nos ha valido, entre otras cosas, que la BBC se interese por el invento para rodar ellos planos guarrindongos en sus famosos documentales del cuerpo humano.

=)

Sintagma in Blue dijo...

¡¡No pasarán!!

Alma Cándida dijo...

qué zuzztooo!!!