domingo, marzo 02, 2008

cantando la Canción del Pirata

If sailor tales to sailor tunes,
Storm and adventure, heat and cold,
If schooners, islands, and maroons,
And buccaneers, and buried gold,
And all the old romance, retold
Exactly in the ancient way,
Can please, as me they pleased of old,
The wiser youngsters of today:
--So be it, and fall on!
ROBERT LOUIS STEVENSON: TO THE HESITATING PURCHASER


Entre los muchos logros de don José de Espronceda (que es, junto con Bécquer y Larra, uno de los tres mosqueteros del romanticismo español, aunque Bécquer sea más bien D`Artagnan, pues fue posterior a los otros) está el de haber compuesto el poema español más famoso. Hablamos, claro, de La Canción del Pirata (1835), poema de gran belleza. Recuerdo que en mi colegio, cuando tenía 13 años, no había niño de mi edad que (sin estar obligado a aprenderlo) no supiera decir los primeros versos de tan atrayente poesía. Supongo que hoy día seguirá siendo igual.

Los ideales de libertad del autor, su concepción de una poesía sonora, rítmica, solemne..., sublime; la viveza de la visión romántica de la vida trasladada al verso, hacen de la obra de Espronceda una de las mejores. Obra que siempre será grata tanto para el vehemente joven que curioso se asoma a la literatura como para el desengañado viejo a la vuelta de todo; pues de los dos sentimientos, pasión y melancolía, suelen encontrarse bastantes muestras en los poemas de Espronceda.

Pero no voy a contaros con esto nada nuevo de La Canción del Pirata. Lo que os traigo son dos trabajos de gente que ha musicalizado el poema.

Uno, la canción Sólo Tú, Sólo Yo, es de un grupo ochentero gallego de rock duro llamado Lancelot; suena así:




El otro es obra del joven profesor de literatura Alejandro Roop Martín, quien, como podéis comprobar en el enlace, también con su guitarra ha puesto música a otros famosos poemas españoles.




Ambas versiones me han parecido simpáticas. Sé que hay al menos un tercer intento de musicar el poema (además es el más popular), de un grupo de heavy metal de La Rioja... pero, en nuestra opinión tan pobre que ni siquiera merece aparecer publicado en este blog (¡que ya es decir!). Saludos.


****
P.D. - Si un día os entra el gusanillo de acercaros a algo realmente grande, a algo en verdad excelso, echad un vistazo a ese otro Don Juan (para mí mucho mejor que el de Zorrilla) llamado Félix de Montemar, El Estudiante de Salamanca, que, aunque bastante desconocida y poco leída, no tengo duda alguna de que es una de las perlas de la literatura universal.

5 comentarios:

carlota dijo...

Pues gracias por esa recomendación de lectura, y de las dos versiones cantadas del poema del pirata, creo que me quedo con la segunda, la del profe. Un beso, para usted, y otro, para Espronceda, dónde quiera que esté.

Ñoco Le Bolo dijo...

Lo confieso. Yo nunca me la supe.
Me he puestpo el cilicio siete días. ¿Llega?
Me gusta la versión del profe, a la otra, para ser heavy, le falta algo de garra.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola, Carlota, hola Ñoco:

yo también me quedo con la del señor Roop Martín (que hasta tiene apellido de novela de aventuras, aventuras marineras. muy literario), aunque la primera suena bien. el rock de los ochenta tiene cierta magia que no tiene el de ahora.

=) saludos cantabrosos

Anónimo dijo...

Por qué no merece la pena poner el grupo riojano??? TIERRA SANTA es el grupo. La canción está bastante bien como la canción de Lancelot, un heavy muy ochentero. No todo el rock y el heavy se tiene que cantar con mucha fuerza en la voz. Saludos

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola, anónimo. gracias por tu visita y comentario.

¿no merece la pena? para gustos, colores... en este caso, canciones. simplemente no me gusta nada. me parece nefasta. y como en este blog tan cutre el que pierde el tiempo publicando entradas es el menda (cuyos gustos coinciden exactamente con los míos), pues no pongo las canciones que no me gustan.

tan sencillo como eso.

lo que no quiere decir que no respete a los que les gustan las canciones que no me gustan a mí.

nos separa el gusto por esa canción de Tierra Santa. nos une (supongo) el gusto por Espronceda.

saludos.