jueves, enero 03, 2008

La Burbuja

No me gusta ir a esos sitios… Bueno, ya, tienes razón, ¿y a quién le gusta? Pero no tuve más remedio esta vez: era mi mejor amigo de la infancia. ¡La de fuertes que construimos juntos!. Estaba hecho un ingeniero ya desde renacuajo. Fénix lo llamábamos…, ya sabes, como al guaperas de El Equipo A

** **
Ya, ya me imagino que estoy muy borde hoy. Perdona, cariño. Es que, joder, aquellas caras, aquella gente allí echando el moco, aquella mujer con la criatura… Y luego, los colegas de la Panda del Mono de Oro, los amigos de la infancia, que ya sabes que yo había quedado con ellos para ir juntos; y no se le ocurre otra cosa al Míguel que ir a verle por última vez "para desearle buen viaje”, dice el capullo. Y yo detrás de ellos como un tonto, con lo aprensivo que soy. Qué imbécil. No debí haberlo hecho. Joder, pobre Fénix. Perdona, cariño: hoy estoy hecho una mierda...

** **
…Es una burbuja. Sí, como una burbuja de jabón. Ya sé que tiene que ser así, porque no habría forma de vivir de otra manera. Pero todo esto, el calor de la familia, tú, nosotros, las niñas, el trabajo… todo eso es la burbuja, ¿sabes? Y desde dentro vemos los reflejos en los bordes interiores, que son las ilusiones de la vida. Y luego está la triste realidad, el horrible infinito que rodea nuestra burbuja. Intentamos engañarnos, olvidarnos de que existe, pero ahí está…

** **
…Un imbécil, un primo de su mujer. Me dieron ganas de partirle la cara, joder. Me marché pronto porque me envenenaba oírle. Que su Tere pagaría las consecuencias por haber tenido un hijo con un pusilánime.

¡Un pusilánime! ¿Qué culpa tendrá el pobre Fénix de que se le haya roto su burbuja?

3 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...

El reflejo interior en la burbuja nos permite ver nuestro propio mundo y, con algo de esfuerzo, atisbar mundos exteriores.
Pero ¿y si se rompe?

Manuman dijo...

Si se rompe entonces nos convertimos en infinito.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola, amigos.

gracias por vuestras visitas y comentarios =).

sí... si se rompe... todo pierde sentido... un oscuro abismo se abre a nuestros pies. hay gente que logra salir del abismo y repararla... pero otros, como el del relato, caen irreparablemente en él

un abrazo