domingo, septiembre 16, 2007

Mala suerte.

Carmen no tiene suerte con los chicos: los abre y nunca traen regalo; así que sigue buscando.

Pedro no encuentra a la chica adecuada...; y eso que las rasca bien con una moneda, pero nada, nunca traen premio.

Un día Pedro y Carmen…(Pues no, no vayáis a pensar que esta es la típica historia de Gilichorradas en que dos bichos raros se encuentran y se enamoran y eso… porque Pedro y Carmen, aunque estaban hechos el uno para el otro, nunca tuvieron la suerte de conocerse. Una vez se cruzaron de lejos en un mercadillo de sellos, pero eso fue todo).

Pedro murió solo en el mundo, sin haber conocido el amor verdadero ni las patatas a la riojana.

Carmen llegó a tener un rollete con el calvo de la lotería, pensando que cambiaría su mala suerte… pero, aunque inglés y elegante, también resultó ser un gilipollas. Como todos.

5 comentarios:

Coco Becerra dijo...

Ilmo. Sr. D. Imbelecio:
Yo conocí a una señorita con trastorno bipolar, una eran en sí mismas, y no dos como ella y la agencia tributaria creían.
No niego que desconcierte ver a una misma mujer acostarse con nariz aguileña y levantarse chata, pero lo que realmente imposibilitó lo nuestro fueron sus constantes cambios de temperatura.
Su frialdad ártica al minuto siguiente se convertía en gelidez antártica.Y eso sí que no. Espero que no sepa de primera mano lo distinto que es el frío con tierra debajo de los pies a ese flotar congelado a merced de la corriente sobre una sima marina.
Aún así, no crea que rompimos por falta de calor, yo aguanto en camiseta donde el Yeti lleva trenca, sino porque fui incapaz de aprender a leer la brújula que me había regalado dos días antes de conocernos.

Manderly dijo...

¡Que no conoció las patatas a la riojana! ¡¡No puede ser!! ¡¡No puede ser!!

Qué pena me da Carmen... ¡con lo silenciosa que sería su vida con él!

Ahora dudo sobre si prefiero ésta historia o la típica. casi que me quedo con la típica :-S

Sintagma in Blue dijo...

...como todos.

:-))

Ñoco Le Bolo dijo...

Es mi historia pero, cambiaremos mercadillo de sellos por mercadillo de pescado, patatas a la riojana por patatas con calamares. Al calvo, te lo dejo. A Carmen ya me la he llevado.

New!
OVNM-International for chinese people and more

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola!

-coco: de lo tronchante que es, creo que imprimiré ese comentario tuyo y lo pondré en la pared de mi habitación en lugar de ese absurdo y anodino graduado escolar.

-manderly: mmmm, veo que a ti también te ponen las patatas a la riojana.. yo es que soy muy voluptuoso con esto de los cocidos y potajes.

-sintagma: espero que al decir "como todos" no te refieras a Todos, mi amigo Todos McFarlane. que sepas que es una bellísima persona.beso.

-Ñoco: Si es que al final todas las historis de amor/desamor se parecen: si te fijas en casi todas aparece un berbiquí, un alcemate, un par de aguimestres, un trozo de pormelina, unos miligramos de rebiacina, un alacimil que contenga una fleana, un quiche Casa Tarradellas y un viejo póster de la orquesta sinfónica de galicia. Fíjate verás.