domingo, septiembre 30, 2007

kraken a la gallega

cuando era niño (no sólo mentalmente como ahora), me gustaban aquellas pelis de aventuras de la "sesión de tarde" de los sábados de los ochenta, algunas basadas en novelas de Julio Verne. En una de ellas aparecía un gigantesco kraken. ¿Quién iba a decirme a mí que acabaría almorzándolo, un domingo como hoy, preparado a la gallega?

foto: el kraken (¡6 kilos de pulpo!) en un momento de la cocción. La ayuda de Ned Land fue imprescindible para encerrarlo en esa olla cuya superficie equivale a la de dos campos de futbolín. Podéis ver en el borde de la cocina un disco de vinilo para comparar (bueno, una moneda de dos céntimos...). Antes de comerlo se guardó un minuto de silencio para honrar a las viudas de los arponeros que dieron la vida en su captura.

5 comentarios:

Manderly dijo...

Todo eso de la caza y captura está muy bien (y me encanta esa peli) pero nos dejas sin final...
...¿estaba bueno o qué?
Seguro que si!!! (Sobre todo después de tantos esfuerzos).
Chao

Ñoco Le Bolo dijo...

Con unas papatines cocides! Su pimentón picante, chorrito de oliva extra, sal gruesa...
Y de postre, unos pimientos de Padrón.
Escoge el vino.

Coco Becerra dijo...

Hombre, Ilmo. D. Imbelecio, dado el tonelaje de la bestia, qué menos que seis horas de silencio previas a su deglución.
O puede que fueran más recomendables a posteriori.
Ahora me hago dudar a mí mismo, así que, de momento, me callaré yo cruzándome de brazos.
De los ocho.

Rosario dijo...

ja! soy capaz de pasarme todos los sábados de mi vida viendo esas películas con tal de no comerme un pulpo! (bué, no muy valiente si confieso que no me gusta ni el atún... y que esas películas sí me gustan)

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola!

manderly: :) chí. le sale ico y blandito. creo que su truco es echarle un par de patatas y un par de zanahorias al cocerlo. y eso hace que no quede duro.

ñoco: ahí le has dado ;) vino blanco. o si no, el vino "En Un Barco". dicen que es la mejor marca. es un barco... de nombre extranjero, pero no recuerdo cuál.

coco: me recuerdas aquella prima mía que siempre se quejaba de que salía con un pulpo. "mándalo a paseo". "es que me da pena, tan escurridito..., fuera del agua no es nada". por cierto, el año pasado lo dejó por un tiburón... las mujeres, en fin, ya sabes...

rosario: pues por probarlo no pierdes nada ;) en serio. (de lata no vale.) la próxima vez que vengas a España, no olvides probar una tapa de pulpo, preparado tal como dijo ñoco :) . verás qué ico.

saludos a todos. gracias por todo