martes, marzo 14, 2006

El "lecturión".

"¿No hay sitios para leer, bibliotecas públicas y eso? ¡pos que se vayan a leer allí, cagüentó! ... me pone enfermo saber que hay tanta gente leyendo tan cerca! "

"a mí no me moleta en arsoluto... lo que pasa e que una está acostumbrá a argo de ruido... no sé...:argo de tráfico, gatos maulleando, drogaditos o borracho dando vose... amos, que una echa de menos a lo que está acostumbrá, y este silencio e etraño... pero ellos son buenos, y educaos, y no se meten con naide.",

"esta juventud no sabe lo que quiere; tienen de to: cascos de realidad virtual, drogas legalizadas, esclabots sexuales... cosas con las que nosotros ni soñábamos.. y mira por lo que les da ahora, ¡por leer! ¿qué será lo siguiente, que los niños jueguen a las canicas, a la comba y a las chapas?"

"luego cuando se van se queda la acera toda llena de esos papelillos que ponen para saber por dónde van leyendo... son unos desconsiderados, y unos sinvergüenzas..."

Testimonios, testimonios varios de los vecinos afectados por este nuevo extraño fenómeno de la juventud de hoy día. Muchos jóvenes del 2025 se agrupan para leer, quieren compartir conjuntamente la desde hace mucho individual experiencia de la lectura. Como antaño hacían los jornaleros, agrupándose al final del día para disfrutar de las novelas; como en las posadas del Quijote, un lector y varios oyentes.

-uno quiere estar con los suyos y disfrutar de su tiempo libre sin meterse con nadie... eso es lo que hacemos. sí, habrá vecinos mosqueaos y eso... los viejos, ya se sabe, a lo suyo, a fastidiar a los jóvenes... como en su época no había de esto, pues a tocar los jueves al personal...
- ¿y por qué no váis a bibliotecas o leéis en casa, como hacían nuestros abuelos?
-porque nones. Además, eso también lo hacemos. Pero hemos descubierto el placer de leer, que nuestros padres despreciaron y quisieron enseñarnos a despreciar. Y es tal nuestra alegría, que queremos compartir esa experiencia nueva. Y déjeme, tío, a ver en qué acaba el tema este del perro de los Baskerville...
- ¿y tú, musasa? ¿qué hace que cada viernes y sábado por la tarde te vengas a este barullo a leer?
-pues los amigos... charlamos de cosas, y de literatura.. y leemos libros juntos. nos turnamos y leemos en voz alta un capítulo cada uno y eso. o cada uno hace un personaje y otro de narrador. y ahora déjeme, que hago de Lady Rowena y me toca diálogo con el caballero Ivanhoe...

Pero no todo es literatura. sí, ciertamente, una gran parte de la juventud aquí congregada lee literatura, novelas y cuentos sobre todo. Y mucho siglo XIX. el literariamente más perfecto. pero, además de un rinconcito de los aficionados a la poesía, también encontramos a los que leen filosofía, historia, ciencia...

Antes de marcharnos nos acercamos a una joven que está leyendo...hummm... sí, está leyendo las Novelas Ejemplares:

-¿qué opinas de mi quinta, quiero decir, la generación de vuestros padres, la llamada generación del botellón?

-¿qué vi a opinar?...lo evidente: que eran unos pringaos...



(nota: imagen1, un descarriado joven dándole fuerte y en plena calle a un Episodio Nacional, el muy impúdico.)

2 comentarios:

eva dijo...

¡Maravilloso post!
Ojalá sea así!! Ojalá no sea una utopía y se convierta en una realidad.
Claro, chicos rebeldes que se avergonzarán de sus padres tontos del tuning y querrán llevarles la contraria culturizandose y siendo grandes personas.
un abrazo
majo :)

M. Imbelecio Delatorre dijo...

acias, eva :)

eva eva eva :)