viernes, diciembre 07, 2007

El Último Hombre Muerto (esquema de ciencia-ficción)

A ver si os gusta este resumido relato. un saludo.


EL ÚLTIMO HOMBRE MUERTO (DESCARGA DE AUDIO, VOZ HUMANA)- MP3

****
En realidad la historia que te voy a contar todo el mundo la sabe…; pero ni tú ni yo somos de esa época, así que te la cuento.

Va de un hombre que durante su juventud vivió obsesionado por la muerte, ¿sabes?. No soportaba que la gente se muriese. Supongo que fue eso lo que le movió a cambiar el mundo.

Porque el hombre del que te hablo fue un tipo brillante. Un nuevo Newton. Un Cajal. Un Einstein que cambiaría la concepción del hombre en la naturaleza para siempre. Nunca nada volvió a ser igual.

En su época de universitario ideó el método que supuso en la práctica poder saltarse las barreras que las teorías por entonces imperantes en los círculos académicos ponían a la reconstrucción del cerebro.

Él ideó la llave que abría al hombre la puerta que la naturaleza le había prohibido cruzar. Sólo los dioses de los viejos mitos vivían al otro lado de aquel umbral. Fue él quien venció las barreras de la muerte.

Porque hacía muchos cientos de años que se reconstruían todos los demás órganos, y con ello se había alargado la vida de nuestros congéneres en muchas décadas… Pero el cerebro humano – el mecanismo más complicado del universo después del propio universo-, era, en teoría, imposible de reconstruir para cada individuo. Los recuerdos, los sueños, la personalidad, la enorme complejidad de la estructura cerebral que forma una persona… no podía ser sintetizada ni concretada… hasta que él lo consiguió.


3.187 es un año que toda la humanidad recordará siempre, porque desde entonces se adoptó el sistema y nunca nadie más volvió a morirse. Unos potentes ordenadores –basados en tecnologías que aún no sospechamos- hacían registros de cada persona cada tres días solamente. Así, si alguien se moría violentamente (de muerte natural hacía tiempo que nadie se moría, por lo que te dije de la recomposición de órganos distintos al cerebro), se volcaba la recarga de ese sujeto en un nuevo cuerpo construido para eso. Y, voilà, he ahí el mismo individuo vivo… ¿Me sigues?; quizá con dos días perdidos en la memoria (porque no los había vivido), pero, ¿qué son dos días comparados con toda la eternidad?

*** **
Había un grupo opositor, una agrupación conservacionista, religiosa, política... que reunía a los descontentos. A los descontentos con la inmortalidad. Hacían todo lo posible para morirse. Decían que el sistema era una imposición antinatural.

Como seguramente supondrás, había opositores que hacían algo más que manifestarse…: suicidios individuales, inmolaciones masivas, asesinatos… El Consejo de Estados, claro, tenía la obligación de recomponer a los muertos (así se llamaba: “recomposición”). Fíjate que no era una forma de resucitar, porque no usaba exactamente el mismo cuerpo, la misma materia… y el resultado desde el punto de vista del recompuesto era que nunca había muerto. Todo volvía a ser como había sido uno o dos –tres como mucho- días antes.

El caso es que ese grupo de descontentos fue volviéndose algo más que un grupo minoritario… fue creciendo hasta convertirse en un problema que el Consejo no acertaba a resolver. Sobre todo cuando el hombre más ilustre de todos los tiempos, el sabio que había ideado el sistema, se unió a ese grupo de descontentos.

El hombre que había desterrado a la muerte quería morirse.

Supongo que, no sé, se había cansado, o había caído en la desesperación. Y eso que sabían recomponerte para que no reincidieses en el suicidio. Pero él no se había suicidado. No. Había llegado al convencimiento de que aunque había hecho algo bueno, todo se había corrompido: el Consejo no había dejado a la gente la opción de elegir. Por ejemplo, él mismo se había cansado de todo… y no podía elegir libremente.

****
¿Sabes cómo terminó todo? El grupo de los descontentos aumentaba peligrosamente debido a la publicidad que conllevaba la presencia del hombre más ilustre de todos los tiempos…


El Consejo de Estados tomó una decisión drástica y sorprendentemente insólita…

Hicieron que pareciese un suicidio; uno de tantos de los que se producían últimamente. También dijeron que hubo un fallo durante el volcado.Era famoso que el sistema era infalible tal y como el científico lo había diseñado. Qué triste ironía… Dijeron que con él había fallado. Y no se le pudo recomponer.

Por eso te dije que te iba a contar la historia del último hombre muerto.

4 comentarios:

Ñoco Le Bolo dijo...

Un pequeño regalo:
http://es.wikipedia.org/wiki/Frank_J._Tipler
-------------
Por cierto. Nunca te he visto en alguno de mis blogs.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola, ñoco!

no sabía nada de frank j. tipler ... si es que todo está inventado ya, jeje... :O


ahí te equivocas. sí, es verdad que frecuento pocos blogs (procuraré visitarte más a menudo, lo prometo), pero whatasorethroat tuvo varios meses un enlace desde este humilde blog ;) . y lo visitaba de vez en cuando (aunque nunca comenté).

saludos.

Ñoco Le Bolo dijo...

Solo quería aclararte que What A Sore Throat es un blog que ya no utilizo.
Me permito darte la dirección de mis nuevos blogs:
http://otravacanelmaiz.blogspot.com/
http://ovnm.blogspot.com/
http://ovnmphotos.blogspot.com/
Sin compromisos, por supuesto.
Un saludo

carlota dijo...

Hasta en ese año tan avanzado, el Estado sigue rompiendo las normas siempre que sea para su propio beneficio???? la que nos espera...yo que pensaba, en mi encarnación 2666, que justo coincide en esa época, habrá sido ya el fin del mundo y me encontraré algo bueno, distinto, por fin...me hundió sr. Imbelecio...Magnífica historia, que casi se me olvida decirle lo más importante :). Y buenas noches.