lunes, abril 26, 2010

Mark Knopfler - Postales desde Paraguay




Hemos subido una canción del gran Mark Knopfler. De su Álbum Shangri-la (2004). Hemos intentado traducirla a nuestra lengua. Se aceptan sugerencias y correcciones. (por ejemplo, no estoy seguro si “blood on the wall” es una expresión; aunque me parece que ya tiene sentido así).

El tema va de un hombre que roba un banco, traiciona a gente que creía en él, y huye para siempre. Parece que lo cuenta con algo de melancolía o morriña, o quizá con algo de remordimiento. O bien las cosas no son como él pensaba, o algo no salió bien del todo. Esa es mi opinión, claro. Y la canción puede entonces extenderse a los que hacen algo parecido (sin robar un banco), y también traicionan o dejan atrás a alguien que confiaba en ellos, y lo hacen para medrar, enriquecerse o simplemente para estar mejor.

Knopfler no escoge “Paraguay” por ninguna razón especial… ese paraíso al que el ladrón huye puede ser cualquier país de Sudamérica.

***
POSTALES DESDE PARAGUAY (Mark Knopfler; traducción: Gilichorradas)

Una cosa llevó a la otra,
Quise abarcar demasiado.
Tenía potestad para firmar los cheques:
No fue difícil de hacer.
No podía quedarme y afrontar las consecuencias,
Demasiadas razones por las que no enviaré postales desde Paraguay
Desde Paraguay.

Robé un banco repleto de dinero,
Un buen montón de pasta,
Así fue: “adiós, compañero,
y hasta nunca”
No podía quedarme y afrontar las consecuencias,
Demasiadas razones por las que no enviaré postales desde Paraguay
Desde Paraguay.

Nunca quise ser un tramposo
Pero había sangre en la pared;
Tuve que robar a Peter
Para pagar lo que le debía a Paul.
No podía quedarme y afrontar las consecuencias,
Demasiadas razones por las que no enviaré postales desde Paraguay
Desde Paraguay.



-letra en inglés.
-versión del álbum.

2 comentarios:

Mirada dijo...

Llevo días por aquí leyendo, así como quién no quiere la cosa, (como dicimos por aquí, sin darle mucha importancia).
Ahora debo de darte las gracias por tus gilichorradas...
ni son gilis, y mucho menos chorradas..
Llegan de una manera muy ágil y rápida y se quedan con una en la cabeza, bueno que me gusta leerte.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

Hola, Mirada!!

pues muuuuuuchas gracias por todas esas cosas tan bonitas que me dices y por perder tu tiempo en esta bitácora.

tienes un blog muy poético, como tu mirada de agua.

¡¡Muito Obrigado!!

:)