domingo, febrero 01, 2009

Ni los diablos ni los virgos veo

Tonteridas mías, pero siempre me ha parecido que cada vez que una persona escribe la palabra Ojo, sin saberlo dibuja a Francisco de Quevedo. ¿No? ¿No me creéis? Pues, Ojo , que acabo de dibujarlo, ¡ OjO !


***
Dirás que no hay contentos ni placeres
En donde no hay mujer, y que sin ella,
Con soledad , enfermo y sano, mueres;

Que es gran gusto abrazar una doncella,
Y hacerla madre del primer voleo,
Gozando de la cosa que es más bella.

Pues yo te juro, Polo, que deseo
Ver desde que nací virgos y diablos,
Y ni los diablos ni los virgos veo.

Demonios veo pintados en retablos,
Y de caseros virgos contrahechos
Llenos palacios , llenos los establos.

(Francisco de Quevedo, fragmento perteneciente a Riesgos del Matrimonio En Los Ruines Casados)
-imagen:el poeta misógino Moezysco de Quevedo.

- ¡ ojo !

2 comentarios:

José Manuel Torres dijo...

OjO!


Francisco de Quevedo jejeje!

salu2

Ñoco Le Bolo dijo...

.
Lo hago

Ojo por Ojo
pues al cuadrado

Saludos
_____________________________
CristalRasgado & LaMiradaAusente
.