sábado, septiembre 27, 2008

Historia de un pedo.

Gilichorradas se enorgullece en hacer esta pequeña reseña a la traducción española de un desconocido clásico de la literatura francesa: Historia de un pedo.


Una novela histórica relatada en primera persona que nos lleva a las postrimerías del reinado de Luis XVI; en este libro se verán los atroces contrastes entre las clases más bajas de la Francia de la época y la alta nobleza. Pierre Tuffón, el pedo protagonista, nace en los arrabales, pero consigue saltar el abismo que separa al paria del noble y acaba codeándose con una familia de marqueses.

Pero os dejamos con la selección de algunos trocitos del texto que se publicó anónimamente en 1783 en París, y que hoy ve la luz en la lengua de Cervantes. No tiene desperdicio. Saludos.

****


(…)Y allí, entre la mugre y el desconsuelo de la pobreza, entre dolor, pilluelos y harapos, en un rápido impulso salí al frío mundo exterior por vez primera(…)


(…)Creemos que guiamos nuestra propia vida, sin embargo una fuerza desconocida y completamente loca y ciega nos lleva, cual a mí me arrastró sin que yo nada pudiera hacer por impedirlo la brisa de la tarde hacia dentro del carromato de los marqueses de L´Ampuloise (…)


(…)Y yo, de origen casi desconocido, tan humilde que acaso fueron mi embrión unas mollejas fritas en aceite rancia, vime de golpe en un mundo de belleza y color, un mundo en el que la ostentación y la gala eran la norma: elevados perfumes jugaban a penetrarme y abrazarse conmigo en aquel carromato de trajes coloridos y cuerpos lozanos; y yo, contagiado del bullicio de la vida fastuosa, juguetón, ebrio de belleza, me dejé respirar por aquellas delicadas naricillas acostumbradas al aroma del narciso, en aquellos cuerpos hechos a la trufas y las delicias. ¿Qué quedaba entonces de mi infancia, de mi origen, de mi
esencia? ¡Qué me importaba! (…)



nota: imagen1, portada de la primera edición de la anónima novela (¿autobiográfica?); imagen2: grabado de Jean Tontolette para la edición de 1823.

5 comentarios:

M. Imbelecio Delatorre dijo...

"nunca creí que diría de un libro que es apestoso y a la vez sublime." Honoré de Balzac.

"La novela es como un espejo colocado a lo largo del camino; Pierre Tuffón consigue que en el espejo se refleje un humilde gas" Marie Henri Beyle, Sthendal

"Lo fantástico y lo real se fusionan y abrazan. El norteamericano Poe me impresionó vivamente, pero ese Pedo francés me había predispuesto" Julio Verne.

"La capacidad de observación del desconocido autor es digna de elogio, al pintar tan nítidamente los caracteres contrapuestos de la pobreza y la nobleza". Gustavo Flaubert.

"me hubiera gustado llevarla a las tablas... pero me morí 110 años antes de que se publicase". Jean Baptiste Poquelin, Moliére

"un carromato cerrado, algo se cuela misteriosamente dentro, una marquesa desmayada, ¿no hablamos del primer gran misterio¿ de la primera novela policiaca?" Gastón Leroux.

"la juventud francesa anhelaba el nuevo aire del romanticismo y, buscando romper normas olvidaba -olvidábamos, yo también debo achacarme la culpa- que un pequeño gas había quebrantado todos los corsetes literarios algunos años antes". Víctor Hugo.

"ah, el pedo, invisible, despreciado, maléfico... y sin embargo, cuán cercano nos es en esas páginas" Guy de Maupassant

"Me pasaría la vida entera dedicado a provocar las confidencias de los locos. Son como la gente de escrupulosa honradez,(...), y el pedo Tuffón, ¿no fue el primero de nosotros, no fue también un loco como nosotros pretendemos ser?" André Bretón

Carlota dijo...

Después de tan ilustres comentaristas, me limito a asentir y sonreir... un constipado otoñal me impide hacer más :). Besucos.

Coco Becerra dijo...

Para cagarse, Imbelecio.

Ñoco Le Bolo dijo...

Según la teoría de Gay-Lussac, todo gas tiende a expandierse hasta ocupar todo el espacio disponible.
Ñoco prefiere llamarle lal "Teoría del Pedo"

Sr. Embelecio,
¿ha sido usted alcanzado por el efecto de los gases invernadero?
¿somos producto de un gran pedo tendente a una compresión total hasta un nuevo estallido sublime en las manos-anos de álguien?
¿el metabolismo de las vacas genera literatura de alcance universal?
En fin, me voy a lo mío.

M. Imbelecio Delatorre dijo...

carlota, ñoco, coco.

gracias a los tres por vuestros siempre brillantes comentarios.

Ñoco: esa alteración de nombre que me hace usted... "Embelecio" en lugar de "Imbelecio", no acaba de gustarme... y es que "Embelecio" no puedo pronunciarlo sin que me suene un poco a "embécil".

¡saludos saludosos!

Pd. =)