domingo, agosto 26, 2007

nombres

Estaba tan enamorado que a cada rinconcito de la anatomía de su novia lo bautizó con un cariñoso nombre. Así por ejemplo, Respingoni llamó a su incomparable naricita; Bettina a la oreja izquierda, Michelle a la derecha; a las tetis las llamó Pili y Mili, quizá por aquello de que eran gemelas. Susanita le puso a su hipófisis; Maricarmen fue el dulce nombre que buscó para la tráquea... Al sexo lo llamó Federico. ¡viva la poesía!

8 comentarios:

eva dijo...

Hola cariño, huy!, Bettina y Michelle están muy rojitas, no habrás cogido frío? Anda, cubre a Pili y Mili y ponle tu bonito pañuelo a Maricarmen.

jeje me hacen reir tus ocurrencias :D

M. Imbelecio Delatorre dijo...

jeje, hola, eva :)

acias por tu acioso comentario :)

ñlb dijo...

Va a tener un trabajo del carajo este hombre, cuando se ponga a nombrar todas las partes de su anatomía interior. Para ayudarle, propongo el nombre de Melania para la pleura, por ejemplo. Podía decir doscientos más, o menos, perome resulta cansado, además, yo no soy el enamorado.

Mientras, también yo me rio, como Eva. Por cierto, Eva pra la tercera vellosidad intestinal empezando por la izquierda.

http://whatasorethroat.spaces.live.com

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola, cántabro :D

gracias por tus graciosas sugerencias Pero yo, de ser ese tipo, le pondría "Eva" a todo el conjunto, pues en verdad que no puedo imaginar un nombre más bello para un ideal.

saludos.

ñlb/O.V.N.M dijo...

Vale, EVA para todo. Aún así te sugiero que para las partes cochinas pongas nombres como JoseMari, George o Benedicto

Rosario dijo...

jajaja! No sería un vivo que usó los nombres de sus ex novias por las dudas se le escapaba alguno en mal momento?
O es que hoy me desperté retorcida?

Alma Cándida dijo...

Ejem, Federicus Rex llamaba , (creo, eh, que me hago mayor), Alberto Moravia al pene ("huy, lo que ha dicho esa señora: pe-ne") de su protagonista en una novela que se llamaba algo así como "Él y yo" (él era Federico, claro).

Así que creo que el prota era Federico, ahora que lo pienso.

Por cierto, que con este bagaje, cuando leí su post o artículo pensé que estaba describiendo a un transexual... (qué rara soy, madre).

M. Imbelecio Delatorre dijo...

hola!

jeje, no sabía nada de ese libro de Moravia... jeje, yo llamé Federico al sexo por Lorca, por ponerle nombre de poeta :P

jeje, besooo. gracias por tu aportación.