lunes, septiembre 24, 2012

SI ES QUE IBAN PROVOCANDO.

Qué harto de escuchar a medios, periodistas e intelectuales occidentales decir que el estúpido vídeo de Mahoma (tan malo que no he podido acabar de verlo) es una "provocación", utlizando exactamente el mismo argumento que los fanáticos y asesinos. O sea, aquellas brujas y "marranos" que Torquemada enviaba a la hoguera después de indecibles torturas en las que confesaban su "nefando" crimen; los masones y constitucionalistas que se habían atrevido a soñar y a los que Fernando VII ponía una corbata de cáñamo para que suspendidos en el aire dieran traspiés en un frío amanecer ante la befa de una plaza abarrotada; o los españolitos que, merced a la infame delación de un vecino envidioso, eran sacados de sus casas en una triste madrugada, llevados junto con otros compañeros de destino en un oscuro camión a un campo no lejano, y ejecutados y tirados en una fosa común por el terrible delito de ser "rojos" (o "morados" o "azules", tanto da); todos estos, digo, ¿no eran también "provocadores" para los fanáticos y malvados que los ejecutaban?. Eso eran, exactamente. Pero leer en prensa española, europea, artículos escritos por gente con gafas gordas de empollones acusicas que saben (o deberían saber) perfectamente lo que es una democracia, lo que es la libertad de expresión, y leerles, repito, que se provoca al mundo islámico por hacer un imbécil vídeo sin gracia o unas inofensivas viñetas, ¿no es el colmo del repateo? ¿no se justifica así CUALQUIER TIPO de violencia, al dejar la libertad al verdugo para calificar de lo que es o no "provocación"?: "Mire usted, maté a mi cónyuge porque me estaba provocando, a ver , ¿y qué?", "sí, violé a aquel niño porque con once añitos son todos unos provocadores, ¿qué pasa?", . Estos articulistas y políticos occidentales, en lugar de intentar poner límites a la libertad de expresión de los ciudadanos europeos frente a un lunático mundo islámico "por lo que pudiera pasar", lo que debieran de hacer es (con toda la cautela que se quiera) pedagogía en el mundo árabe sobre lo que es una democracia: "Miren ustedes, una caricatura de Mahoma será todo lo blasfema que ustedes quieran en su teocracia, y merecerá la muerte pública... pero en un Estado Moderno, ni siquiera es delito. Y es que no hay una creencia religiosa o filosófica que pueda prevalecer sobre las leyes o sobre la libertad del individuo para creer (o no creer) lo que le dé la gana. Y uno puede decir o escribir lo que le apetezca y hacer bromas sobre lo que le apetezca mientras no injurie u ofenda a nadie en particular."