domingo, marzo 28, 2010

el discurso del autómata


-Imaginaos que los autómatas han llegado a perfeccionarse tanto que pueden confundirse con hombres; no sólo en el sentido del ejemplo puesto por Descartes en su Segunda Meditación; quiero decir que los autómatas no sólo caminan y se mueven sino que hablan también. Esto que cuento quizá sea posible algún día; y los centenares de ruedas y resortes en el interior de estos muñecos no descubrirán con el sonido de su continuo girar el engaño, pues mecánicos y físicos llegarán a perfeccionar de tal modo su arte que no habrá tic-tac perceptible ni ruido de engranajes. Imaginaos que esos autómatas parlantes no se limiten a decir “buenos días” mientras se quitan el sombrero para saludarnos cuando pasan por nuestro lado, y sí hablan cosas más complejas, llegando incluso a contar pequeñas historias. Bien, ¿qué tal si ahora imagináis, por último, que esas artes maravillosas ya existen y yo soy uno de esos autómatas de los que hablo, y el aliento que exhalo es producido por una especie de fuelle, y mis palabras las articula un complicado mecanismo que imita al aparato fonador humano?, ¿no os asombraría entonces que os hablase y os contara todo esto? ¿Qué diferenciaría mi discurso del producido por el hombre?

-¡Fácil! –profirió una de las figuras, moviéndose en su silla y gesticulando lentamente- El engaño podría producirse al principio, mas llegaría un momento en que el discurso, la frase o la historia, volverían a empezar; sería cíclico, como la rueda de relojero en que se sustenta y que no puede sustituir la poesía del espíritu.

***

nota: imagen, el falso autómata El Turco , de Von Kempelen (tomada de Wikipedia).

2 comentarios:

Desbrozador dijo...

Pues me deja usted de piedra, Sr. Delatorre, yo siempre pensé que era usted una máquina (de escribir).
Estoy seguro de que yo no lo soy, esta mañana he descubierto que no estoy vacio, que tengo vida interior: me he tirau un peo...

P.d:(Este post ha sido un pequeño homenaje a Perich)

Ben Gunn dijo...

¿y donde es que tienes la ranura para echar la moneda o lo tuyo es de cuerda? lo jodido es cuando tienes sed ¿a qué si? el aceite de máquina de coser no te la apaga, por diossss..