sábado, marzo 21, 2009

Put It There - Paul McCartney

Mi canción preferida del Flowers In The Dirt (Paul McCartney, 1989) es este Put It There, que recuerda al genial Blackbird, que es para mí una de las canciones más bonitas que se han escrito.
*** ***



PONLO AHÍ (P. McCartney)
Dame tu mano, me encantaría estrecharla:
quiero demostrarte que soy tu amigo.
Así lo entenderás si consigo dejarlo claro,
eso es todo lo que importa al final.

"Pon el peso ahí, aunque pese una tonelada",
eso es lo que un padre dijo a su hijo más joven,
"no me importa que pese una tonelada
mientras tú y yo estemos aquí, ponlo ahí;
mientras tú y yo estemos aquí, ponlo ahí"

Si hay una riña , quiero enmendarla:
odio ver que las cosas vayan mal.
La más oscura noche y todas sus confusas emociones
se van volviendo cada vez más claras, cantemos:

"Pon el peso ahí, aunque pese una tonelada",
eso es lo que un padre dijo a su hijo más joven,
"no me importa que pese una tonelada
mientras tú y yo estemos aquí, ponlo ahí;
mientras tú y yo estemos aquí, ponlo ahí"


Put It There (Paul McCartney)
GIVE ME YOUR HAND I'D LIKE TO SHAKE IT,
I WANT TO SHOW YOU I'M YOUR FRIEND.
YOU'LL UNDERSTAND IF I CAN MAKE IT CLEAR,
IT'S ALL THAT MATTERS IN THE END.

PUT IT THERE IF IT WEIGHS A TON,
THAT'S WHAT A FATHER SAID TO HIS YOUNGER SON.
I DON'T CARE IF IT WEIGHS A TON,
AS LONG AS YOU AND I ARE HERE, PUT IT THERE.
LONG AS YOU AND I ARE HERE, PUT IT THERE.

IF THERE'S A FIGHT I'D LIKE TO FIX IT,
I HATE TO SEE THINGS GO SO WRONG.
THE DARKEST NIGHT AND ALL IT'S MIXED EMOTIONS,
IS GETTING LIGHTER, SING ALONG.

PUT IT THERE IF IT WEIGHS A TON,
THAT'S WHAT A FATHER SAID TO HIS YOUNGER SON.
I DON'T CARE IF IT WEIGHS A TON,
AS LONG AS YOU AND I ARE HERE, PUT IT THERE.
LONG AS YOU AND I ARE HERE, PUT IT THERE.
****

la primavera la sangre altera (y II)

la primavera la sangre altera (I)


Imagen, obtenida mediante microscopía electrónica, de dos glóbulos rojos cualesquiera del lector, tal día como hoy.

viernes, marzo 20, 2009

Dios y Darwin, 150 años después

Gilichorradas sienta en una misma mesa, ante unas aceitunas y sendos vasos de jerez, a Darwin y a Dios, 150 años después de la publicación del libro que provocara tanto revuelo.
****
Dios: “todos los días, paseo de una hora y diez vasos de agua. No sé si es el secreto de la inmortalidad; simplemente lo hago así desde que cumplí trece mil millones de años”


Darwin: “viviseccionaba todo bicho viviente para buscar respuestas. Cuando mi mujer se ponía de morros conmigo sin motivo, recuerdo que solía pensar: ´ah, hechicera, quién pudiera viviseccionarte´”


Gilichorradas: Ciento cincuenta años, ¡ya ha llovido…!
Dios: sí, ya he llovido…
Darwin: ha transcurrido tanto tiempo que a mí me ha dado tiempo a morirme tres veces…
Gilichorradas: ¿y qué ocurrió?, ¿qué supuso todo aquello? Hoy muchos jóvenes no entienden esa controversia.
Dios: Largo Caballero, cada vez más enemistado con Indalecio Prieto, se fue radicalizando y…
Gilichorradas: no, Señor, hablamos de lo del libro de Darwin..
Dios: ¡ah, yo pensaba que me invitaban para hablar de La Segunda República Española…! Como estoy en todas las épocas y lugares, soy experto en diversos temas…
Darwin: la verdad es que yo imaginaba la controversia que se iba a suscitar… lo que no sospechaba era que fuese a durar tanto tiempo la polémica.

Darwin: “mucha gente entendió mal lo de la selección natural: no era un equipo de fútbol nacional nudista”

(…)
Dios: … para que todo surgiera, fui dejando miguitas de pan en los pensamientos de Carlos y…
Darwin (ríe)
Dios: … sí, fui dejando miguitas de pan. Me gusta dejar miguitas de pan por todas partes… sólo que a veces olvido dónde las dejo.
Darwin: Deje miguitas de pan para acordarse dónde Deja las otras miguitas
Dios: eso sería incompatible con la entropía del sistema (universo). La Segunda Ley se iría al garete…
Darwin: qué bonito escuchar a Dios hablando el lenguaje de la ciencia…
Dios: ¡Qué remedio…! Además a mí la ciencia me gusta mucho. Me gusta mantenerme al día. A veces uno olvida las leyes que ha fijado. Por eso soy suscriptor de las principales revistas científicas.
Darwin: no me extraña que se olvide: hace tanto tiempo…
Dios: sí, me siento a veces como don Vicente, ese señor del chiste que leía cada día el periódico y nervioso consultaba la sección de necrológicas; “¡uff, hoy no estoy!”, se decía con alivio después de leer cada esquela… Así durante años. El primer día que el buen hombre no mira el periódico, resulta que aparece la necrológica de don Vicente.
Darwin: qué jodío, don Vicente…
Gilichorradas: ¿Señor, teme ver un día el periódico del mundo y ver Su necrológica?
Dios: no, eso no ocurrirá nunca. No en el sentido en que usted cree al menos. Lo que temo es abrir el periódico y encontrarme la necrológica de la humanidad.
Darwin: …que sería la Suya.
Dios: sí, la Nuestra, la de todos.

Darwin: “El otro día me encontré con un sacerdote español. Me dijo: “es usted enemigo de la vida: como naturalista seguramente prefiera usted un lince ibérico, ¡con lo buenorros y blanditos que están los bebés! ¡Linneo, zoófilo!”. Era tan ignorante que hasta me confundía con Linneo. ”


Darwin: supongo que en el instante mismo en que el hombre inventa a Dios y le atribuye cualidades, en ese mismo segundo Dios crea al hombre retroactivamente. Y le dota de una libertad tal que incluso puede destruirse a sí propio.
Gilichorradas: Según eso, Dios es igual al hombre, ¿Dios no tiene más valor que el poético que tenga para algunas personas entonces?
Dios: Me invitan aquí, no me dejan hablar de La Segunda República, que es el tema del que acabo de escribir un libro (lo he puesto debajo de una piedra a orillas del Mar Muerto, en unos años verá la luz, cuando lo encuentren unos pastores), y me hacen hablar de filosofías ateístas de todo-a-euro que a nada llevan… (Enfadado) ¡En fin! Si algo bueno ha tenido esta tonta entrevista, es que me he tomado un jerez con mi amigo Charles Darwin…
Darwin: Gracias. Lo mismo digo, Señor.
Gilichorradas: aquí dejamos esta entrevista entre estos dos grandes de la cultura, antes de que Dios se enfade demasiado y nos regale con una epididimitis o algo así…
Dios: o con avarices a lo menos…
Darwin (ríe)
** **
Restaurante-Sidrería La Palomba – Oviedo. Dios: copa de jerez y patatas bravas; Darwin: copa de jerez y aceitunas; reportelo Gilichorradas: escafeinao y cruasán – 25,90€

domingo, marzo 15, 2009

El Soñador de Óskar Santos Gómez

Pronto se estrenará El Mal Ajeno, el primer largometraje de Óskar Santos. Hoy os traemos este corto suyo, basado en una idea de Alejando Amenábar. Es muy literario en la forma de narrar (epistolar y en primera persona; en todo el corto no aparecen diálogos), muy siglo XIX , no sólo por la época en que se ambienta (atención al simpático plano de futuristas ingenios steampunk).



video


enlaces: -Torre, otro cortometraje de este autor (también del género fantástico... en este caso de terror).

Tres Guisantes (cuento sin nudo)

Había una vez tres hermanos guisantes que, aunque nacidos de la misma vaina, eran de muy diferente condición y naturaleza.

El mayor era ambicioso y soñaba con la gloria militar, con hacer fortuna en la milicia y mandar él solito a todo un ejército de legumbres:

El mediano era de talante retraído y soñador, y gastaba su energía mental en idealizar a todas las legumbres , y soñar febrilmente con leguminosos amores imposibles: ya imaginaba una sabrosísima garbanza madrileña, quier una sencilla pero dulcísima lenteja, o a una habichuela majica...


El último era un arvejo extremadamente inteligente, y tenía en mente cruzar monjes austriacos para demostrar no sé qué teorías sobre los monjes austriacos...
***

Todos acabaron en mi plato de guisantes con jamón del almuerzo de hoy.

***
nota: imagen4 tomada de aquí.

viernes, marzo 13, 2009

¿Qué `ices?


-¡¡¡Guuuuumer!!!
-¿Eh, qué? ¿Quién me llama?
-¡¡¡Guuuumer, Gumersinndooo!!!
-¿Eh, de dónde vienen esas voces? Estoy algo sordo, pero diría que…
-¡Guuuumer!
-¿Quién me llama, quién? ¿Hay alguien? ¿Es usted, el vecino de abajo?
-Nooo, sabes de sobra quienes somos…
-¡Ay, Dios mío, todo vuelve a empezar!
-¿Lo sabes, no?
-¡Sí!,¡¡ dejadme en paz!!
-Somos tus heces…
-¡Ya lo sé! ¡Por favor, dejadme!
-¿Sabes lo que haremos en un ratito?
-¡dejadme!
-¡Ñe, ñe!: en cuanto te vayas , daremos un saltito, ¡hale hop!, y estaremos afuera, ensuciando el suelo del cuarto de baño… para que tu yerno o tu hija nos encuentren.
-¡¡Malditas!! ¡¡miserables!!
-¿Y sabes lo que harán, no? Lo que prometieron la otra vez…: lo de la residencia…
-¡Noooo! ¡Malvadas, asquerosas! ¡Eso noo! ¡No os saldréis con la vuestra!
-¡Ña, ña, ña! [risa de heces malvadas], sabes que SÍ nos saldremos con la nuestra…
-No, porque os trituraré así con la escobilla y no podréis saltar, ¡tomad, tomad , tomad!
(chof, chof, chof)
-Agg, agggg, ¡no nos esperábamos esto! ¡cobardegggg! ¡Agg!
-¡sí señor, uno ha de enfrentarse a lo irracional si es necesario!
** ***
Más tarde…

-¡Maite! : Mira cómo ha dejao tu padre la escobilla del baño…
-¿Eh? ¿Otra vez? ¡Grrrr, papáaaa, grrrrr, de esta no pasaaaaa: te vas al asilooooo!!

viernes, marzo 06, 2009

Gran Eastwood

¿Qué es la vida y qué es la muerte? Estas preguntas se las hacen a Walt Kowalski, el personaje que interpreta Clint Eastwood en Gran Torino.
Supongo que es una pregunta que todos nos hacemos a menudo, aunque no la formulemos en voz alta… y, aunque no es fácil de responder, cada uno de nosotros tiene una respuesta tan válida como la de los demás…
Pues bien, aunque yo sea un tipo melancólico e inseguro, con la cabeza vacía y que ya se va haciendo viejo, a la pregunta ¿Qué es la vida? creo que sabría decir algo muy simple: la vida nos depara momentos muy buenos. Como por ejemplo disfrutar de Gran Torino, del gran Clint Eastwood.



lunes, marzo 02, 2009

La Voz del Silencio (leyenda toledana) - Gustavo Adolfo Bécquer - Audiocuento .mp3 (Historias , RNE)

"Voz de mujer que como música celeste, como suspiro de un alma enamorada, viniste a mí, traída por la caricia del aire lleno de aromas de primavera. ¿Qué misterio hay en tus palabras confusas, en tus débiles quejas, en tus armoniosas y extrañas canciones?"
(G.A.B.)





Bécquer nos habla como ningún otro escritor de la mujer soñada, ente inexistente que el poeta sevillano glorifica con su genio vistiéndolo de anhelo poético.



Así como los fantasmas no existen en el mundo real, pero sí son una innegable realidad en relatos, películas, etc. que estén bien contruidos, las mujeres soñadas en Bécquer tampoco pueden darse bajo el imperio de los cinco sentidos, pero sí adquieren una dimensión que casi roza la realidad en la mente del idealista: ese misterioso y pálido cendal desde siempre perseguido, y que siempre resulta ser un Rayo de Luna :/ ; esos Ojos Verdes que el poeta ha visto en alguna parte… no sabe dónde; o esta Voz del Silencio, sutil suspiro, tenue susurro fantasmal cuyos inefables ecos el soñador – léase imbécil, necio..., imbelecio – ha escuchado/imaginado montones de veces.



Os presento el magistral audio, tomado del desaparecido programa Historias de Radio Nacional de España, leído por el poeta Javier Lostalé, por el escritor Juan José Plans, y por los locutores Luis Alonso Carrasco y Lourdes Guerras.
***
notas: en el primer comentario se pondrá íntegro el relato en texto; las imágenes las guardé hace días en el disco duro, así no me acuerdo de dónde las robé :/